Rajoy conforma un Gobierno con Báñez, Pastor y Soria completando el plantel económico

De Guindos y Montoro dirigirán la economía

Rajoy pone a Luis de Guindos al mando de la economía. El Gobierno que ha hecho público esta tarde cuenta con él como encargado de enderezar la nave, acompañado por Cristóbal Montoro, que repite como Ministro de Hacienda y tendrá que lidiar con la precariedad de los ingresos impositivos. El propio Rajoy liderará el aparato económico del Ejecutivo al dirigir la Comisión Delegada de Asuntos Económicos. Fátima Báñez será titular de Empleo; Ana Pastor, de Fomento, y José Manuel Soria llevará Industria, Turismo y Energía. El Ejecutivo está formado por personas del círculo más cercano a Rajoy: después de este, el máximo poder político queda en manos de Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta, portavoz y ministra de Presidencia. Y también hay hueco para pesos pesados como Alberto Ruiz-Gallardón (Justicia).

Se acabó la espera. El encargado de sacar a España de la mayor crisis económica en décadas será Luis de Guindos, nombrado Ministro de Economía y Competitividad por Mariano Rajoy. Junto a él, las carteras más relevantes en el ámbito económico serán ocupadas por Cristóbal Montoro (Hacienda y Administraciones Públicas), Fátima Báñez (Empleo y Seguridad Social), Ana Pastor (Fomento) y José Manuel Soria (Industria, Turismo y Energía).

En el ámbito más político destaca la amplísima cuota de poder asumida por la mano derecha de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, que ocupará la única vicepresidencia y será además portavoz del Gobierno y ministra de la Presidencia.

El núcleo económico no ha aportado grandes sorpresas. Montoro ya ocupó la cartera de Hacienda en el Gobierno de José María Aznar; Ana Pastor siempre ha ido de la mano política de Rajoy (también fue ministra, en este caso, de Sanidad) y Soria se ha convertido en uno de los grandes apoyos del presidente a partir de la derrota de 2008. Báñez, primera mujer que asumirá el Ministerio de Trabajo (que pasa a llamarse de Empleo) ha sido uno de los grandes azotes socialistas en la última legislatura. La sorpresa ha sido el anuncio de que será el propio Rajoy el que presida la Comisión de Asuntos Económicos, es decir, liderará todo el aparato económico del nuevo Ejecutivo.

El eje de la estrategia económica corresponderá a Luis de Guindos. A punto de cumplir los 52 años, este madrileño conjuga el buen hacer técnico -es economista del Estado de carrera- con la vocación política, y ha pasado tanto por el sector público -ocupó diferentes cargos bajo la batuta del expresidente Aznar- como por la empresa privada. De Guindos llega a la cartera de Economía desde el Centro del Sector Financiero de PricewaterhouseCoopers e IE Business School, donde ha ejercido como director en los últimos años. Rajoy no ha escuchado a sus detractores, que aducían en su contra sus muchos vínculos con el ámbito privado.

La tarea no será fácil. Con el país en recesión, el paro disparado, el déficit público todavía descontrolado y un sector financiero que no ha superado la indigestión inmobiliaria, el nuevo ministro deberá echar mano de toda la capacidad atesorada con los años.

Carteras institucionales

Alberto Ruiz-Gallardón ve cumplido, cuatro años después, su objetivo de saltar a la política nacional, al hacerse cargo del Ministerio de Justicia (de rebote, la jugada aupará a Ana Botella a la alcaldía de Madrid). Otras carteras de peso institucional serán ocupadas por José Manuel García Margallo (Exteriores), Pedro Morenés (Defensa -fue secretario de Estado de Seguridad con Rajoy) y Jorge Fernández Díez (Interior). Este último, la tradicional "cuota catalana", será el encargado de buscar la desaparición de ETA, una vez que la banda terrorista anunciase en octubre el cese definitivo de la violencia. El futuro de los presos queda como patata caliente de su cartera.

Otro de los supervivientes del anterior periodo de Gobierno del PP (1996-2004) es Miguel Arias Cañete, que será Ministro de Agricultura, como lo fuera a las órdenes de José María Aznar. Un premio de consolación, tal vez, para un político que sonaba en las quinielas para la dirección económica.

Rajoy recorta de 14 a 13 el número de ministerios. Cultura queda absorbido en Educación, junto al Deporte, en un Ministerio que dirigirá José Ignacio Wert. Otra muy cercana de Rajoy, Ana Mato, responsable de la última campaña electoral, será la ministra de Sanidad en un periodo de dificultades presupuestarias y con el copago como último recurso en el horizonte.