CiU recrimina al PP que no vea prioritario el pacto fiscal

Duran i Lleida apoya el recorte del Estado y las ayudas a los emprendedores

El portavoz del Grupo Catalán, Josep Antoni Duran i Lleida, pidió a Rajoy prudencia a la hora de gestionar su amplia mayoría absoluta. En ese sentido, le recordó que la mala gestión de la misma supuso que la vuelta del PP a la oposición hace siete años, después de un Gobierno presidido por José María Aznar en el que participó el propio Rajoy. Hasta ahí llegó el tono discrepante al margen de las habituales reivindicaciones de mayor autogobierno.

El portavoz de CiU coincidió con Rajoy en el diagnóstico para salir de la crisis: austeridad, rigor y crecimiento, a lo que sumó el concepto de equidad. Y también pareció coincidir respecto a la futura reforma laboral: "Vamos a defender un determinado modelo laboral que estimule la creación de empleo", anunció. Instó al Gobierno a abordar un "plan de choque" en esta materia. Como Rajoy, Duran i Lleida habló de simplificar la contratación y elevar la flexibilidad interna en la negociación colectiva.

Tras pedir un trato económicamente justo con Cataluña, a través de un pacto fiscal, Duran defendió una economía productiva basada en el esfuerzo, la innovación, la internacionalización y la competitividad. En el turno de réplica, el líder del PP recalcó que el pacto fiscal para Cataluña no es prioritario, ya que cree que antes hay que crear empleo. Duran criticó la falta de concreción de Rajoy y sugirió que votaría hoy contra su investidura.

También Duran se sumó a la apuesta por limitar el tamaño del Estado, "prescindiendo de ciertos gastos y haciendo más eficientes las estructuras administrativas públicas". Pero, sobre todo, habló de aligerar las dificultades por las que pasan los emprendedores. En ese punto, propuso crear una línea de 25.000 millones para financiar el circulante de pymes y autónomos.

También se mostró de acuerdo con la propuesta de Rajoy de que las pymes paguen el IVA por criterios de caja una vez cobrada la factura, y no cuando se devengue. Y aceptó que el sistema financiero en su conjunto necesita una segunda etapa de reestructuración.

En materia fiscal, sugirió, en línea con Rajoy, elevar las deducciones por reinversión de beneficios empresariales un 50%, desde el 12% hasta el 18%, y también recortar los tipos del impuesto sobre sociedades (15% para microempresas, 20% para pymes, y 25% en general). Para los emprendedores, Duran sugirió que en los primeros dos años de funcionamiento el titular de la empresa esté exento del IRPF y de Sociedades, y disfrute además de una bonificación del 100% en su cotización social como autónomo.