La primera jornada de huelga está prevista para el domingo día 18

Cruce de acusaciones de Iberia y los pilotos en vísperas de la huelga

El colectivo de pilotos acusa a Iberia de negarse a negociar para evitar la primera jornada de huelga prevista para el domingo día 18, y la dirección de la empresa afirma que es el Sepla el que no quiere el diálogo. En un cruce de comunicados, Iberia insiste en su "disponibilidad absoluta" para continuar con las negociaciones "dentro del marco del convenio colectivo". Esta afirmación es repuesta a otro comunicado difundido por el colectivo de pilotos en el que se afirma que "la empresa se niega a negociar para evitar la huelga del próximo domingo".

Ambos comunicados se producen como consecuencia de una reunión mantenida entre las partes ayer por la mañana. Del encuentro los pilotos explican que Iberia "ha apelado a su derecho constitucional de libertad de empresa para cumplir la ilegalidad de saltarse el convenio colectivo de los pilotos en sus actuaciones empresariales, como es la creación de la IB Express. Los pilotos de Iberia piden a la empresa que rectifique sus decisiones ilegales e insisten en seguir negociando". En declaraciones a EP, un portavoz de la aerolínea ha advertido que "bajo ningún concepto negociará con los sindicatos la estrategia de la empresa", ya que entiende que el plan de negocios empresarial "corresponde a sus gestores y consejeros".

"Iberia ha ofrecido a los pilotos fechas, propuestas e incluso un presidente neutral para la mesa de negociaciones que pueda dirimir en los conflictos existentes. Estamos deseando negociar con ellos, pero en los campos pertinentes", han replicado fuentes de la línea aérea.

Mientras los pilotos piden a la empresa que "rectifique sus decisiones ilegales" e insisten en seguir negociando, Iberia avanza en su plan de contingencia para recolocar a los pasajeros afectados en los vuelos que no están protegidos por los servicios mínimos, que finalmente han sido cancelados.