Fricciones en el Gobierno de coalición británico

Francia considera "una pena" que Reino Unido se desmarque del acuerdo de Bruselas

El ministro de Finanzas de Francia, François Baroin, ha considerado "una pena" que Reino Unido se desmarcara en la cumbre celebrada el pasado viernes en Bruselas del acuerdo para reforzar la disciplina fiscal de la Unión Europea.

"Habría sido mejor si Reino Unido hubiera seguido este histórico movimiento. Es una pena", ha dicho Baroin en una entrevista concedida este domingo a la cadena francesa BFM.

En la misma línea, su colega de Exteriores, Alain Juppé, ha considerado que con esta decisión Reino Unido "se ha aislado a sí mismo" del bloque comunitario. "Es lamentable, nos habría gustado que el acuerdo incluyera a los 27", ha dicho en declaraciones a la emisora RFI.

Juppé ha criticado también el concepto de la UE que tiene Reino Unido. "Para los británicos Europa es solamente un mercado, pero para nosotros es algo más. Es solidaridad económica y monetaria y mañana será también solidaridad fiscal", ha apuntado.

Fricciones en el Gobierno de coalición británico

El pasado viernes, el primer ministro británico, David Cameron, anunció que su país se quedaba al margen de la reforma de los Tratados de la UE al considerar que la regulación impuesta por Bruselas perjudicará al poderoso sistema financiero británico.

La actuación de Cameron ha causado fricciones en el Gobierno de coalición con los liberaldemócratas, cuyo líder, Nick Clegg, ha dicho estar "amargamente decepcionado". Según fuentes consultadas por la cadena BBC, Clegg opina que el primer ministro "no ha conseguido un buen acuerdo" para el país en la cumbre de Bruselas.

Clegg, quien ocupa el cargo de viceprimer ministro británico y quien en un primer momento defendió a Cameron, con el que había pactado la propuesta que llevaría el Reino Unido a la cumbre de UE del viernes pasado en Bruselas, se distanció ayer al afirmar que el resultado de la misma es "malo para el Reino Unido" y que ahora el país afronta "quedarse aislado y marginado".

No obstante, ha descartado disolver la coalición de Gobierno con los conservadores, al considerar que eso sería peor para el país en momentos de gran incertidumbre por la crisis económica y financiera que afrontan los países europeos.