El sector tira de venta de activos y de preferentes

España cumplirá sin apuros la exigencia europea de capital bancario

La banca española ha acelerado sus planes de recapitalización, con lo que, sobre el papel, las entidades podrán asumir sin ayudas públicas la recapitalización de 26.171 millones de euros -solo nueve más de lo previsto- que la Autoridad Bancaria Europea (ABE) les exigió ayer.

Sin sorpresas, pero en el peor de los momentos. La ABE dictaminó ayer que el sector financiero europeo necesita 114.685 millones de euros de capital adicional para alcanzar el 9% de core Tier 1 (ratio de solvencia) que se les exigirá a mediados de 2012. El plan, que persigue restablecer la confianza de los inversores en las entidades, basa dicho cálculo en que la deuda soberana de sus balances se ha depreciado. Un axioma que choca con el intento que hacen hoy los líderes europeos por defender la fiabilidad de los países miembros en la cumbre donde se dirime el futuro del euro. La ABE alega que mientras no haya una solución política, elevar las exigencias ayuda a restablecer la confianza.

El supervisor estima que las cinco entidades sistémicas de España necesitan 26.171 millones -apenas nueve más que lo anunciado en octubre- tras aplicar una depreciación de 6.561 millones en su cartera de deuda. La cifra se reduce cuantiosamente gracias a los planes ya iniciados por las entidades, que esperan recapitalizarse sin ayudas públicas.

Banco Santander

De los 14.971 millones de capital adicional que se preveía que necesitara Banco Santander, se ha pasado a 15.302 tras calcular la ABE que la deuda pública de su balance podría depreciarse en 2.424 millones. La cifra cae en picado al computar 7.000 millones de euros en convertibles. Santander prevé generar 2.300 millones orgánicamente con ayuda de los scrip dividend, reducir en la misma cuantía sus activos de riesgo y sacar 1.700 millones más optimizando sus modelos internos. El banco ha pactado la venta del 98% de su filial colombiana al chileno Corp-banca por unos 900 millones, con 615 de plusvalías, para reducir riesgo, y la venta del 7,8% de la chilena, por 700 millones, con 250 de ganancia, que van a capital. Además ha anunciado el canje de preferentes por acciones, obteniendo 2.000 millones más con lo que el Banco prevé un core Tier 1 del 10% para junio.

BBVA

Las cuentas de BBVA son las que más lucen, porque al incluir la generación orgánica de capital hasta septiembre, el capital requerido pasa de los 7.087 millones estimados inicialmente a 6.329 millones, con una depreciación de la cartera de deuda de 2.313 millones. Para cubrir la diferencia, el banco confía en seguir creciendo y en optimizar los activos de riesgo de su balance, con lo que espera reunir 4.700 millones. La gran novedad en la estrategia del banco es el canje de preferentes por convertibles, que le reportará 3.500 millones si la ABE acepta computar el 100%, o la mitad, si deja fuera aquellos títulos que se convierten después de octubre de 2012.

Banco Popular

Banco Popular necesita 2.581 millones para alcanzar la solvencia del 9% que impone la ABE. El incremento neto de 219 millones sobre los cálculos hechos con datos de junio se debe a la variación del precio de la deuda soberana. El grupo espera cubrir esta cantidad reduciendo sus activos ponderados por riesgo, revisando sus modelos y con la generación orgánica de capital. Los scrip dividends le permitirían reunir al menos 508 millones. Otra herramienta a mano es la ejecución anticipada de convertibles y preferentes, pues cuenta con 1.191 millones repartidos en dos emisiones. Sin embargo, no podrá tocar estos títulos hasta que culmine la opa sobre Pastor el próximo febrero para que no alteren la ecuación de canje.

Bankia

Banco Financiero y de Ahorros, matriz de Bankia, debe recabar 1.329 millones, 189 millones más de lo calculado inicialmente. La entidad se ha propuesto conseguirlos "a través de la adecuada evolución de su balance, resultados y gestión del capital sin necesidad de fondos públicos". BFA ha ganado 270 millones con la recompra de deuda subordinada y preferentes a inversores institucionales. Además, tiene vigente otra emisión de 3.000 millones de preferentes entre minoristas. El grupo ha vendido su 5% en Enagás y la lógica apunta a otras desinversiones. La venta de Ribera Salud a Capio está en marcha y la fusión de siete cajas ha generado muchas redundancias que permitirán hacer caja.

La Caixa

Un pequeño estirón debería bastar para que La Caixa cumpla con las exigencias de la ABE. La caja barcelonesa necesita 630 millones para paliar una posible depreciación de su deuda soberana en balance (358 millones) y alcanzar el 9% de core Tier 1 (272 millones). Son solo 28 millones más de lo previsto en principio por el supervisor. El grupo considera que cubrirá estas cantidades con la generación orgánica de capital. Pero recuerda que, en todo caso, dispone de colchones suplementarios como provisiones genéricas no dispuestas (1.835 millones), convertibles (1.500 millones) y plusvalías latentes en su cartera de participadas (1.377 millones).

"Sin constreñir el crédito"

"Las autoridades nacionales y la ABE se esforzarán por asegurar que las medidas adoptadas para cumplir con los requisitos establecidos no dan lugar a restricciones significativas en el flujo de crédito a la economía de la UE", asevera la nota de la ABE, consciente de la sequía de financiación que azota desde el primer banco al último ciudadano europeo. La promesa, sin embargo, carece de la convicción que daría una explicación detallada de cómo pretende obligar a la banca a provisionar más dinero y a elevar su capital, sin reducir más la concesión de préstamos. La ABE ha descartado en su nota la opción que venía defendiendo, que los países de la eurozona avalaran las emisiones de los bancos, tras la negativa de los ministros de economía de la UE.