Ante el paquete de medidas que aprobará el lunes el Consejo de Ministros

El partido de Berlusconi aconseja a Monti que no paguen siempre los mismos

El partido del Silvio Berlusconni, Pueblo de la Libertad (PDL), con el mayor número de escaños en el Parlamento, aconseja al presidente del Gobierno de Italia, Mario Monti, que "no paguen siempre los mismos", ante el paquete de medidas económicas y financieras que aprobará el lunes en Consejo de Ministros.

El partido del Silvio Berlusconni, Pueblo de la Libertad (PDL), con el mayor número de escaños en el Parlamento, aconseja al presidente del Gobierno de Italia, Mario Monti, que "no paguen siempre los mismos", ante el paquete de medidas económicas y financieras que aprobará el lunes en Consejo de Ministros.

Así lo dijo hoy el secretario general del PDL, Angelino Alfano, quien se reunió con Monti para ser informado del plan de ajuste por un monto de 25.000 millones de euros que, tras su paso por el Consejo de Ministros, el mismo lunes será explicado por el jefe del Gobierno en la Cámara de Diputados y el Senado.

"Nuestra principal recomendación (a Monti) es que proceda con equidad, de modo que la carga sea proporcional a la capacidad del contribuyente, otorgando a la familia un papel fundamental", indicó Alfano, quien acudió a la sede de la presidencia del Gobierno junto a los portavoces parlamentarios del PDL en el Parlamento, Fabrizio Cichitto (Cámara de Diputados) y Maurizo Gasparri (Senado).

El encuentro con Monti responde a la ronda de reuniones que hoy mantiene el presidente del Gobierno italiano con los representantes de los principales partidos políticos para explicarles las medidas que adoptará en el nuevo plan de ajuste.

En la reunión, que ha durado cerca de tres horas, Monti estuvo acompañado por la ministra de Trabajo, Elsa Fornero; el titular de Desarrollo Económico, Corrado Passera, y el responsable de Relaciones con el Parlamento, Piero Giarda.

"El tema principal para las medidas de crecimiento y austeridad es estar bien atentos a que no paguen siempre los mismos", señaló Alfano, quien fue ministro de Justicia con Silvio Berlusconi.

"El presidente Monti ha sido llamado para asumir decisiones nada fáciles, de esto somos conscientes", dijo Alfano, quien añadió que "las medidas serán severas, pero necesarias para que la Italia de mañana pueda estar mejor".

Según Alfano, "tenemos la plena conciencia de que la crisis es mundial y de que Italia no puede sustraerse a desarrollar su deber".

Sin embargo, no hizo alusión a las desavenencias del PDL respecto a los planes de Monti de incluir en el plan de ajuste una tasa patrimonial sobre la segunda y tercera propiedad inmobiliaria y la reintroducción del impuesto sobre bienes inmuebles a la primera vivienda.

El impuesto sobre el patrimonio cuenta con el rechazo frontal del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi y del PDL, que tiene el mayor número de escaños en el Parlamento y cuyo voto es clave para que Monti consiga aprobar sus reformas.

A primera hora, Monti presentó su plan de reformas económicas al llamado Tercer Polo, formado por los partidos Alianza para Italia (API), Unión de Demócratas y Cristianos (UDC) y Futuro y Libertad (FLI), de quienes obtuvo su apoyo.

Se espera que esta noche el primer ministro se reúna con el Partido Demócrata (PD) y mañana con los sindicatos, representantes de regiones y agentes sociales.

El nuevo paquete de reformas, conocido como "equidad-crecimiento-rigor" según Monti, está encaminado a "estimular el crecimiento y contener la enorme deuda pública" e incluirá reformas estructurales para centrar el equilibrio fiscal para 2013.

Monti está dispuesto a cambiar la nueva modificación del sistema de pensiones con el aumento de 40 a incluso 43 el mínimo de años cotizados para poder percibir la pensión de "antigüedad" sin recurrir al sistema de cuotas, además de una subida de un punto del IVA, según los medios.

El también ministro de Economía tiene previsto, según filtraciones a la prensa italiana, gravar los yates y bienes de lujo y elevar dos puntos el impuesto sobre la renta de las personas físicas en sus dos tramos más elevados -el 41 % y el 43 %- para quienes ingresan 55.000-75.000 euros y más de 75.000 euros al año, respectivamente.