La vía tradicional para hacerlo es pasar por una entidad financiera

¿Cómo puedo adquirir letras o bonos del Tesoro público?

La deuda pública ha ofrecido tradicionalmente rentabilidades relativamente bajas, acorde con su categoría, siendo uno de los activos más seguros del mercado. El estallido de la crisis soberana, sin embargo, ha obligado a muchos Estados a elevar el interés que pagan por emitir deuda para compensar la desconfianza que les rodea, mientras que rebajaba casi a cero (en ocasiones a términos negativos en el mercado secundario) la rentabilidad de los bonos refugio, los alemanes o los suizos, por ejemplo. Estas turbulencias habrán atraído a nuevos inversores poco familiarizados con la adquisición de deuda estatal. El procedimiento, no obstante, es sencillo. El inversor particular puede acudir a las subastas del Tesoro público con una inversión mínima de 1.000 euros y, a partir de ahí, con múltiplos de dicha cifra. El postor podrá presentar tantas peticiones a precios distintos como desee. La vía tradicional para hacerlo es pasar por una entidad financiera, si bien la operación puede hacerse en una sucursal del Banco de España, donde se ahorrará dinero en comisiones. Con una cuenta en estas oficinas, o efectuando la transacción a través de internet (www.Tesoro.es) la comisión es del 0,15%. Las letras a 12 y 18 meses se subastan el tercer martes de cada mes, las de a tres y seis meses, el cuarto martes. Los bonos a tres y cinco años se colocan el primer jueves de cada mes, las obligaciones a 10, 15 y 30 años, el tercer jueves. Las referencias trimestrales se anuncian unos 10 días antes de que comience en la web del Tesoro o en el 902 15 50 50. La compra y venta de títulos en el mercado secundario, donde cotizan al alza o a la baja del precio de partida, puede realizarse en oficinas o por internet.