Su rentabilidad se sitúa en el 2,2%

El bono alemán se resiente por los malos resultados de la subasta

Los malos resultados de ayer en la subasta alemana pronto se han hecho notar. La imposibilidad del Tesoro germano de colocar lo previsto en bonos a diez años ha llevado al bund alemán a experimentar una fuerte subida y esta mañana sitúa su rentabilidad en el 2,2% desde 1,91% de ayer.

Si el mercado de deuda tenía suficientes preocupaciones, la mala subasta de ayer en Alemania fue la gota que colmó el vaso. La escasa demanda impidió al Tesoro cumplir con sus expectativas y tan solo consiguió colocar 3.889 millones frente a los 6.000 que tenía previsto. La razón fundamental se debió a la escasa rentabilidad que ofrecían, por debajo del 2%. Con este escenario los inversores prefieren decantarse por opciones más atractiva como la deuda española a corto plazo, cuyo rendimiento supera el 5%.

A partir de ese momento el bono a diez empezó su escalada y hoy amanece en el 2,2%, alejándose del 1,7% de hace menos de una semana.

Pero si para Alemania, la noticia sentó como jarro de agua fría, las primas de países como España e Italia se vieron menor perjudicadas y pudieron tomar algo de aire después del acoso al que se están viendo sometidas. Con todo esto, el riesgo país español cae por debajo de los 440 puntos y el del país transalpino se sitúa en los 460.