Cambio integral de su oferta con tres nuevas tarifas planas

Yoigo saca toda su artillería para subir de grados la guerra de precios

Movistar lanzó la primera piedra y ahora la reacción de está produciendo en cadena. Yoigo se acaba de sumar a la fiesta con una renovación completa de sus precios a través de tres tarifas planas.

Joahn Andsjö, consejero delegado de Yoigo
Joahn Andsjö, consejero delegado de Yoigo

El discurso está cambiando. Las nuevas operadoras salieron al mercado con el precio por minuto como mantra. Y funcionó. El hecho de saber cuándo costaría cada llamada y tener en sus manos la posibilidad de modular la factura caló entre los usuarios, que se fueron en masa de compañías tradicionales como Movistar y Vodafone.

Pero las condiciones han cambiado. El uso del móvil se está disparando, al igual que el consumo de datos. Vodafone y Orange lo vieron hace tiempo y se lanzaron a ofertar tarifas planas. Movistar aguantó, rebajó en junio el precio por minuto a unos históricos seis céntimos, siguió perdiendo clientes por cientos de miles y a principios de mes reaccionó. Si la competencia iba de tarifas planas, eso iba a hacer ella. Decidió no seguir la línea abierta por Yoigo y las operadoras móviles virtuales y dar a los abonados paquetes de minutos con o sin navegación incluida a precio cerrado.

Y ahora son sus rivales los que le siguen a ella. La más madrugadora fue Másmovil, que a principios de esta semana lanzó su primera tarifa plana a un precio más bajo que la de Movistar. Pero hoy ha llegado la reacción más importante, la de Yoigo, una operadora con red propia y una cuota de mercado superior al 5%. ¿Cuál ha sido su decisión? Tres nuevas tarifas planas destinadas claramente a competir con Movistar.

La primera cuesta 20 euros al mes y da derecho a hablar 300 minutos sin pagar establecimiento de llamada. La segunda, de 30 euros, sube a 360 minutos y tiene 360 megas de navegación, y la tercera lo amplía hasta 1,2 gigas y 1.200 minutos, por 55 euros mensuales (todos los precios son sin IVA).

¿Son agresivas estas tarifas? Másmovil, por ejemplo, ofrece 200 minutos por 14,90 euros al mes en su nueva propuesta, así que el precio por minuto de la primera tarifa plana de Yoigo sería más barato, aunque solo compensa a quien de verdad necesite la posibilidad de hablar más. Pero la mejor comparación se puede hacer con las ofertas de Movistar, que cobra 25 euros por 300 minutos, es decir, cinco euros más que Yoigo por el mismo consumo. O con Orange, que tasa los 300 minutos en 24 euros al mes. Con Vodafone es más complicado, ya que no tiene una tarifa exactamente igual, pero la más parecida es más cara: 30 euros al mes por 350 minutos. El precio de Yoigo, sin embargo, es más alto que el de Jazztel. Aunque la diferencia es solo de cinco céntimos, esta última compañía ofrece 300 minutos por 19,95 euros al mes.

¿Qué pasa con los paquetes de voz y datos? La tarifa plana más barata de Yoigo que incluye llamadas y navegación móvil cuesta 30 euros al mes y permite hablar 360 minutos y descargar 360 megas. El problema es que la comparación con sus rivales es casi imposible, porque ninguna tiene una oferta igual. Másmovil podría parecer más barata, porque cobra 19,90 euros, pero el consumo que permite es de 200 minutos y 300 megas. La propuesta de Jazztel de 300 minutos y 500 megas es la más similar y es tres euros más barata que la del cuarto operador con red del mercado español. La oferta de Yoigo, sin embargo, es más económica que la de Movistar más parecida (30 euros por 500 megas y 150 minutos) o la de Vodafone (350 minutos y 500 megas por 40 euros al mes).

"Yoigo reaccionará si los clientes dejan de entender que somos los más baratos", aseguraba su consejero delegado, Johan Andsjö, en una entrevista con este diario en junio, justo cuando Movistar, Vodafone y Orange acababan de bajar sus precios por minuto a seis céntimos. Entonces no movió ni un dedo porque el nivel de captación de clientes de su compañía siguió siendo alto pese a los recortes de los rivales. Pero advirtió: "La guerra de tarifas acaba de empezar de verdad este año; vendrán más rebajas". La promesa se acaba de cumplir.