En un persistente clima de tensión sobre la deuda

El Tesoro espera colocar letras a tres y seis meses por hasta 3.000 millones

En un persistente clima de tensión en el mercado secundario de deuda pública pese a la aplastante victoria del PP en las elecciones generales, el Tesoro español espera colocar este martes hasta un total de 3.000 millones de euros en emisiones de letras de sus plazos mas cortos.

El Tesoro se enfrenta a una prueba de fuego tras confirmarse el cambio de gobierno en España. Los mercados, que ya descontaban una victoria del PP, afrontan un nuevo examen tras la última subasta de obligaciones en la que se pagaron intereses por encima del 7%.

En concreto, en la última subasta, celebrada el 17 de noviembre, el Tesoro colocó 3.562 millones de euros en obligaciones a diez años, pero se vio obligado a subir el interés al 7,088%, el más alto desde que en 1997 adjudicara una emisión de estas características al 7,26%.

Mañana, martes, la tesorería pública española procederá a una nueva subasta de letras a 3 y 6 meses. En la anterior emisión de estos plazos, el emisor público colocó a 3 meses 1.385 millones de euros frente a los 4.250 millones solicitados, con un tipo marginal del 2,350%. A 6 meses, colocó 2.095 millones de euros frente a los 5.417 millones solicitados, con un tipo marginal del 3,349%.

En lo que queda de ejercicio, el Tesoro acudirá a los mercados en otras cuatro ocasiones. En concreto, realizará una emisión de letras a 12 y 18 meses el martes 13 y otra de letras a 3 y 6 meses el jueves 20.

El organismo cerrará el ejercicio con una subasta de bonos el jueves 1 de diciembre y otra de obligaciones el jueves 15 de diciembre. De hecho, el Gobierno ya ha dicho que no tiene intención de hacer cambios en el calendario previsto.

Los analistas aseguran que las dudas de los mercados seguirán afectando al Tesoro en lo que queda de año, obligando al organismo a elevar la rentabilidad de las emisiones pendientes.