Cuestiona que las operadoras deban rebajar el alquiler de la red

Industria sale en ayuda de Telefónica ante los planes de Bruselas

El secretario de Estado de Telecomunicaciones se une a las críticas de los grandes exmonopolios ante el proyecto de Bruselas para fomentar la competencia y la inversión.

Sede de Telefónica en el Distrito C, en Las Tablas, Madrid
Sede de Telefónica en el Distrito C, en Las Tablas, Madrid

Las nuevas propuestas de la Comisión Europea para fomentar la inversión y la competencia han creado dos bandos. Los exmonopolios, como Telefónica, que critican las ideas de Bruselas, y las pequeñas operadoras, que ven ellas un escenario de mejora.

El primero de estos grupos ha recibido el respaldo del Ministerio de Industria español, a través del secretario de Estado de Telecomunicaciones, Juan Junquera. El alto cargo se ha mostrado "preocupado" con la propuesta de la Comisión Europea para que operadoras como Telefónica rebajen el alquiler de sus redes con el fin de favorecer nuevas inversiones, al considerar que puede afectar a la valoración de estos grupos de cara al mercado, así como a sus activos.

Para Junquera, la sola mención de llevar a cabo esta medida tiene "efectos perversos" ya que, lejos de incentivar la inversión en nuevas redes (como la fibra óptica), crea "inseguridad jurídica" y puede afectar tanto a los ingresos futuros de la compañía como a su imagen de cara a los inversores.

"El argumento de Neelie Kroes (la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario y responsable de Telecomunicaciones) es que si rebajo el valor de unas infraestructuras incentivo la inversión en otras, pero no estamos de acuerdo", ha añadido Junquera, quien se ha posicionado "más del lado de los operadores, en este caso".

La Comisión Europea planteó recientemente la posibilidad de obligar a las grandes operadoras de telecomunicaciones, como Telefónica (en el caso de España), a rebajar el precio de alquiler de sus redes tradicionales de cobre, con el objetivo de favorecer las inversiones en nuevas infraestructuras más rápidas, como la fibra óptica.

En un discurso pronunciado en Bruselas, Kroes apostó por introducir "de manera general y tras un cierto tiempo, una rebaja gradual en los precios de acceso" a las líneas de cobre, tras explicar que los nuevos operadores se quejan de los "precios demasiado altos" de esas redes.

De esta forma, Junquera se ha sumado a la critica de algunos de los operadores incumbentes como Telefónica, cuyo presidente, César Alierta, ya advirtió de que obligar a las grandes operadoras de telecomunicaciones a rebajar el precio de alquiler de sus redes tradicionales de cobre tendrá un efecto "muy negativo" para el sector.