La caja de ahorros ofrecerá 1.500 millones deuda subordinada a cinco años en sus oficinas

La Caixa rompe el mercado con una emisión de bonos al 7,5%

La Caixa lanzará en los próximos días una emisión de bonos subordinados a cinco años por 1.500 millones con un rendimiento anual del 7,5%. La entidad obtendrá liquidez, se ahorrará pagar penalizaciones al fondo de garantía de depósitos y mejorará su ratio de solvencia del capital suplementario (Tier 2).

Vista de una oficina de La Caixa en San Sebastián
Vista de una oficina de La Caixa en San Sebastián

Superdepósitos, pagarés, emisiones de bonos... Las entidades financieras están muy activas en los últimos tiempos en la comercialización de productos de ahorro entre sus clientes de toda la vida. La útima será La Caixa, que se dispone a comercializar en los próximos días una emisión de bonos subordinados a cinco años con una rentabilidad del 7,5% anual y vencimiento en enero de 2017. La CNMV ya ha dado luz verde a la colocación.

El importe de la emisión será de hasta 1.500 millones de euros y la rentabilidad, del 7,5% anual, con cupones pagaderos trimestralmente. Este rendimiento supone romper el mercado de los productos conocidos clásicamente como conservadores. Los pagarés que están vendiendo la mayor parte de los bancos pagan un 4% anual como máximo a 12 meses.

Esta emisión no tiene ninguna relación con los requermientos de la autoridad bancaria europea (EBA, por sus siglas en inglés), puesto que no refuerza el capital de primera categoría de la entidad (core Tier 1), sino que formará parte del capital suplementario (Tier 2).

Un portavoz de La Caixa explica que "este tipo de instrumento financiero encaja en la actual situación de mercado, en el actual marco regulatorio y, lo más importante, es el que pensamos que mejor se adecua a las necesidades de nuestros clientes". Igualmente, destaca la elevada liquidez de la entidad, con 20.152 millones de euros a cierre del tercer trimestre y los ratios de capital más elevados entre las grandes entidades del sistema financiero español.

Este tipo de bonos no es, en cualquier caso, una novedad. Popular y Sabadell los han lanzado recientemente. Popular lanzó una emisión de bonos subordinados a 10 años al 8% por 200 millones el pasado julio y en septiembre colocó otra al mismo plazo por 250 millones pero pagando el 8,25%. Sabadell, por su parte, vendió en 300 millones en bonos simples -no subordinados, en este caso- a 18 meses al 4,25% TAE en septiembre.

A comienzos de octubre, La Caixa aplazó una emisión de bonos, por el mismo importe de 1.500 millones de euros. Coincidía en el tiempo con el inicio de la comercialización de los bonos de la Generalitat catalana a uno y dos años, emisión en la que la caja de ahorros barcelonesa actuaba como colocador.