Ralf Oberbannscheidt. Cogestor del fondo DWS Invest Global Agribusiness

Potencial de crecimiento para el sector agrícola

Un producto que busca la inversión en toda la cadena de valor del sector agrícola a través de acciones

Potencial de crecimiento para el sector agrícola
Potencial de crecimiento para el sector agrícola

Ralf Oberbannscheidt, de la compañía especialista GTP (Global Thematic Partners), gestiona para la alemana DWS Investments un fondo de inversión temático de agricultura como es el DWS Invest Global Agribusiness. Este fondo, lanzado a finales del año 2006, fue el primero de su clase y uno de los que mejores resultados ha obtenido, aunque hoy en día la oferta disponible en Europa supera ya la decena de fondos.

El relativo éxito de esta temática de inversión no es de extrañar si uno analiza la situación actual y las tendencias que se anticipan en el horizonte en lo que respecta al sector agrícola y de alimentación. Estas tendencias, que supuestamente favorecerán a la actividad en el futuro, llevaron al famoso gurú norteamericano de la inversión y de las materias primas Jim Rogers a bromear diciendo que prefería que sus hijos se dedicaran a sectores con futuro como montar una granja agrícola y ganadera.

La FAO estima, cuenta Oberbannscheidt, que en las próximas décadas el mundo tendrá que producir más alimentos que los que ha producido en los pasados 10.000 años, por el fuerte aumento de la población y la mejora de sus dietas. Según el gestor, este reto de producción (y distribución) deberá lograrse en un entorno de tierra cultivable en disminución por la rápida urbanización y el avance de los desiertos. Además, los años y décadas de bajas tasas de inversión en el sector agrícola supondrán también un reto a la hora de mejorar la productividad. Otros factores importantes a tener en cuenta por el lado de la oferta son la evolución hacia dietas más ricas en proteínas en los países emergentes (lo que implica mayor producción agrícola para producir carne) y el desarrollo de los biofueles.

El fondo invierte dentro de un universo identificado de acciones de alrededor de 800 compañías que operan en toda la cadena de valor del sector agrícola y de alimentación, con lo que el fondo no tiene ni busca una correlación con el precio de las materias primas. La cadena va desde compañías involucradas en el sector primario, anterior al procesamiento de los alimentos, hasta las compañías que se encargan del procesamiento, distribución y venta. Así hay empresas en los subsectores de tierra agrícola, fertilizantes, semillas, maquinaria o en empaquetación, acuicultura, logística, minoristas, etc. De este universo se filtran 550 y se seleccionan finalmente entre 80 y 100 acciones que son las que componen la cartera del fondo. Este invierte solo en acciones y no emplea derivados. Tampoco cubre la exposición a divisas ni mueve la liquidez para protegerse de potenciales caídas. La exposición de la cartera a economías emergentes es bastante limitada e inferior a lo que pudiera pensarse, siendo Brasil el principal país de este área.

En la selección de estas acciones se sigue un proceso clásico de análisis fundamental detallado de las compañías que incorpora el uso de un modelo propietario de descuento de flujos de caja (DFC). El objetivo es una tenencia larga de las compañías en la cartera del fondo que puede oscilar entre los tres y cinco años. No obstante, juega una parte importante también en la selección, el análisis de los efectos que los precios de las materias primas tienen en la cadena de valor. Así, cuando los precios de los granos son altos, por ejemplo, las compañías en el sector primario suelen beneficiarse, mientras que cuando están deprimidos, las compañías en el sector elaborador y de la distribución son los ganadores. Otro aspecto diferenciador es que los gestores tienen su propio departamento de análisis para las estimaciones de la producción y rendimientos agrícolas ya que los diferentes organismos internacionales que las proporcionan suelen caracterizarse por su inexactitud.

El fondo no sigue un índice de referencia y es flexible en cuanto a estilos, tamaño de las compañías, etc. En realidad es difícil encontrar un índice, aunque se puede comparar el fondo con un índice de Bolsa global como el MSCI World (aunque este fondo esta claramente sesgado a pymes) o un índice de Bolsa sectorial de consumo no cíclico o alimentación. Su comportamiento en el acumulado de estos casi cinco años ha sido destacado. También respecto a algunos de sus competidores, aunque algunos componentes cíclicos en la cartera del fondo, le han llevado a sufrir caídas relativamente elevadas y volatilidad durante periodos de mercado bajistas.

Juan Manuel Vicente Casadevall, EAFI Kessler & Casadevall Asesoramiento Financiero

Ficha

Gestor: Ralf Oberbannscheidt.

Gestora: DWS Investment, SA.

Fondo: DWS Invest Global Agribusiness LC.

Lanzamiento: 26/11/2006.

Patrimonio: 877,692 millones de dólares.

Comisión anual: 1,5%.