El euro, por su cuenta

La divisa europea no está respondiendo de la misma manera que las Bolsas o la renta fija a las últimas novedades sobre Grecia. El lunes se conoció la intención de Papandreu de celebrar un referéndum sobre el segundo rescate. El Euro Stoxx perdió el 7% en dos sesiones; el euro, el 2,8%. En agosto ocurrió exactamente lo mismo a pesar de las fuertes pérdidas que tuvieron los mercados por la crisis de deuda y por la pérdida de la triple A de EE UU. El euro se situó en la sesión de ayer a 1,38, con un alza del 3% en 2011.

"La fortaleza del euro puede venir por la compra de euros por parte de países como los asiáticos con el objetivo de diversificar sus reservas y debilitar a la moneda estadounidense, frente a la expansión de liquidez llevada a cabo por la Fed", dice José Luis Martínez, de Citi. "En el fondo, lo cierto es que estamos hablando de una crisis europea, no tanto de una crisis del euro", añade el estratega.