El caos sembrado por Papandreu aprieta las tuercas a los bonos públicos helenos

El mercado descuenta ya una quita en Grecia de hasta el 70%

La deuda pública helena cotiza ya con un descuento de hasta el 70%. El mercado da por amortizada la quita del 50% pactada por Europa y calcula más bien un 60% o incluso un 70%.

En el famoso acuerdo del 21 de julio, la quita "voluntaria" propuesta era del 21%; el miércoles de la semana pasada, los grandes líderes de la Unión Europea decidieron que no, que ese porcentaje era insuficiente y lo elevaron al 50%... Pero el mercado siempre ha llevado sus propias cuentas, y ya desde hace tiempo descontaba que al menos Grecia dejaría sin pagar la mitad de sus obligaciones.

Con el órdago de Papandreu, las tensiones han regresado en todo su esplendor. "A finales de agosto, la deuda helena cotizaba con un descuento del 50%, posteriormente el recorte se ensanchó, pero la semana pasada, tras el acuerdo, se redujo. Pero ha vuelto a dispararse en las últimas sesiones", explica Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio.

El descuento varía en función del vencimiento de los bonos. Así, la referencia que vence en octubre de 2022 -es decir, en 11 años- cotiza al 29,4, cuando el precio de colocación fue de 99,8. Las pérdidas ascienden, por tanto, al 70,6%. La deuda que vence en septiembre de 2004 cotiza a 28,8, con un descuento del 71,2%.

La situación es ligeramente mejor a medida que se acorta la duración de la deuda. Así, los bonos con vencimiento en julio de 2016 y en agosto de 2013 cotizan al 33% del nominal. "El mercado, de momento, descarta una quiebra total, aunque sí descuenta una quita algo superior al 50% pactado, en el entorno del 60%", explica Romero.

El deterioro de la deuda griega ha sido progresivo pero todavía en marzo de 2010 el mercado confiaba en la capacidad de pago del país, pues su deuda a una década cotizaba en torno al 100% del nominal.

La falta de decisiones ha ido dañando la credibilidad del país, al tiempo que los especuladores convertían su deuda en la mejor herramienta para obtener rendimientos espectaculares a corto plazo. La prima de riesgo del bono heleno a 10 años frente a su homólogo alemán marca hoy un nuevo máximo en el entorno de los 2.500 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual).

De momento, el riesgo país de España se mantiene en el entorno de los 370 puntos básicos, mientras que el de Italia ronda los 440. El punto de peligro son los 450, nivel previo a que Irlanda y Portugal fueran rescatadas. Ese umbral es clave, puesto que su traspaso tiene consecuencias directas en la financiación a corto plazo de la banca.