Firman un comunicado

Empresarios y banqueros italianos emplazan a Berlusconi a que actúe o dimita

Los empresarios y banqueros italianos han emplazado al primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, a que verifique "si hay condiciones para asumir inmediatamente las medidas (económicas) que son necesarias, o de lo contrario extraiga las consecuencias y lo haga rápidamente por el interés del país".

Los firmantes del documento son la Asociación Bancaria Italiana (ABI), la Alianza de las Cooperativas, la patronal Cofindustria, la Asociación Nacional de Aseguradoras (ANIA) y la Red de Empresas Italianas.

En el comunicado conjunto subrayan que "la situación en los mercados financieros se está precipitando y nuestro país está en el centro de las turbulencias internacionales".

"La actual situación es insostenible para Italia y para los italianos. No podemos continuar viendo el ascenso de las primas de riesgo y a la caída del valor de las acciones", dicen en un día en el que la Bolsa de Milán cedió un 6,80% y la prima de riesgo llegó a alcanzar los 450 puntos, el nivel más alto desde la introducción del euro en los mercados financieros en 1999.

"No podemos correr el riesgo de perder en pocas semanas lo que hemos construido en décadas de trabajo", aseguran en la nota. "No se puede seguir negando los riesgos, no se puede decir que no hay prisa, no se pueden tener en cuenta consideraciones de modesto nivel político respecto a la exigencia primaria de salvar Italia", mantienen.

Para los firmantes, "el tiempo se ha acabado. Los daños son ya ingentes, tenemos que detener la hemorragia. Tenemos que evitar que la desconfianza de los mercados y de la comunidad internacional nos superen".

Asimismo, instan a que el Gobierno actúe "inmediatamente llevando a cabo las medidas que el Banco Central Europeo (BCE) nos exigió en agosto y en los días pasados, en el comunicado final del Consejo Europeo".

El G-20 de Cannes -añaden- "tiene que ser la ocasión para presentar a la comunidad internacional los resultados concretos de la acción del Gobierno, si eso no se produce, el Gobierno asumirá una responsabilidad histórica con respecto a los italianos y con toda la comunidad internacional".