Ganó el 13% menos hasta septiembre hasta 5.303 millones

Las provisiones en Reino Unido lastran el resultado de Santander

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 5.303 millones, con un descenso del 13%. Los analistas consultados por Bloomberg habían previsto un beneficio de 5.381 millones en los nueve primeros meses del año. La principal causa para este retroceso ha sido las dotaciones en Reino Unido para hacer frente a las indemnizaciones por los seguros de protección de pagos.

Banco Santander obtuvo en los nueve primeros meses de 2011 un beneficio atribuido de 5.303 millones de euros, lo que supone un descenso del 13% con respecto al mismo periodo de 2010. Este dato está algo por detrás de los 5.381 millones previstos por la encuesta de analistas elaborada por Bloomberg. En el trimestre estanco, el beneficio creció el 10,2% hasta 1.803 millones. Los resultados incluyen el fondo de 620 millones creado en el segundo trimestre para la cobertura de eventuales reclamaciones que pudieran producirse por la venta de seguros de protección de pagos en el Reino Unido. En mayo, el regulador británico (FSA por sus siglas en inglés) falló que hubo errores en la venta de los seguros de protección de pagos que vendido junto con préstamos e hipotecas, con lo que la banca ha tenido que hacer frente a devoluciones de más de 8.000 millones de libras (unos 9.135 millones de euros). Y para ello, han tenido que dotar las correspondientes provisiones.

Sin dicha dotación, el beneficio hubiera sido de 5.923 millones, un 3% inferior al obtenido de enero a septiembre de 2010. En conjunto, las dotaciones para insolvencias sumaron 7.780 millones en el periodo, lo que supone una reducción del 1% en el periodo.

La situación en los principales mercados europeos del banco (sobre todo España y Portugal) condujo a un retroceso del 10,9% en el beneficio atribuido proveniente de la zona, que ascendió a 2.441 millones. Latinoamérica, por su parte, aportó un beneficio atribuido de 3.528 millones en el periodo, un 3% más. Y eso, a pesar del comportamiento de la filial brasileña, que retrocedió el 4,4% hasta 1.973 millones.

Cuenta de resultados

El grupo aumentó los ingresos un 6% en el periodo, con un aumento del 2% en los ingresos básicos de la Red Santander España. Una evolución que el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sánez, calificó de "muy sólida" durante la presentación de resultados esta mañana. El 47% de los resultados del grupo proceden de mercados emergentes (Latinoamérica y Polonia), mientras que el 53% restante proviene de mercados como el español, el de Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Portugal. Dentro del capítulo de ingresos destaca el avance del 4,4% registrado por el margen de intereses, que totaliza 22.853 millones.

Las comisiones, por su parte, suben el 10%, "con favorable comportamiento de las procedentes de seguros y servicios, estas últimas con aumento en la práctica totalidad de líneas: tarjetas, cuentas a la vista", según admite la propia entidad. Destaca, a su vez, la mejoría del resultado por operaciones financieras, que aumentan el 6,8% interanual, aunque retrocedieron en el tercer trimestre estanco. Una vez e descuentan los costes operativos (que crecen el 9,1%), el margen neto hasta septiembre alcanza los 18.529 millones, con un avance del 3,3%.

En este punto llega uno de los aspectos claves de la cuenta de Santander. El epígrafe deterioros de otros activos y otros resultados recoge un apunte negativo de 2.474 millones Este aumento es debido, principalmente, al cargo realizado en el segundo trimestre para cubrir eventuales reclamaciones relacionadas con productos de seguros de protección de pagos en el Reino Unido, por un importe bruto de 842 millones. También lastró el resultado la mayor presión fiscal en Latinoamérica (especialmente en Brasil), Sovereign y Actividades Corporativas. Así, los pagos de impuestos se incrementaron el 12,3% hasta 2.302 millones.

El ROE del Grupo se sitúa en el 9,5% y el ROTE (medido como beneficio atribuido / fondos propios menos fondos de comercio) se sitúa en el 14,3%.

Balance

La entidad ha proseguido con el proceso de desapalancamiento crediticio. La inversión crediticia neta se situó en 734.302 millones, con un aumento del 3% sobre septiembre de 2010. Esta menor proliferación de créditos hizo que la concesión de préstamos cayese el 6% en España, país en el que la inversión crediticia bruta alcanzó los 226.383 millones. Los créditos a particulares ascienden a 86.099 millones, de los que 58.554 millones son hipotecas a hogares para la compra de viviendas. Los créditos a particulares ascienden a 86.099 millones, de los que 58.554 millones son hipotecas a hogares para la compra de viviendas, tras disminuir nuevamente en el trimestre (-978 millones), lo que sitúa la caída en el año en los 2.965 millones (-11%). En España, la tasa de mora es del 5,15%, con una cobertura del 46%. En este aspecto destaca la mora de la Red Santander, que asciende al 5,63% en los nueve primeros meses, más alta que la de Santander Consumer (4,29%) o Portugal (3,78%) y solo superada por la banca comercial en Polonia (6,26%). En conjunto, los ratios de morosidad y cobertura del grupo cierran el trimestre en el 3,86% y 66%, respectivamente.

En el lado del pasivo, el ratio depósitos más financiación a medio y largo plazo sobre créditos del 116% frente al 113% en septiembre de 2010. El ratio de liquidez (ratio créditos / depósitos) se mantiene por debajo del 120%.

Solvencia

Banco Santander prevé que a 30 de junio de 2012 tendrá un core capital del 10%, teniendo en cuenta los nuevos criterios de la EBA que ya contemplan el impacto de la contabilización a precio de mercado de la deuda pública europea, que resta 1.500 millones a los recursos propios básicos, lo que supone 0,2 puntos de core capital. A cierre de los nueve primeros meses, Santander presentó un core capital del 9,42%. Por su parte, el Tier I se sitúa en el 10,74% y el ratio BIS, en el 13,24%. "Santander cuenta con una posición posición de partida de liquidez muy sólida", aseguró Sáenz.