Medidas adicionales de ajuste

Berlusconi avisa que nadie le puede dar lecciones en la UE

El primer ministro italiano aplaza las medidas adicionales de ajuste por discrepancias con sus socios

La presión política y de los mercados se ceba esta vez con Italia. Tanto es así que el primer ministro, Silvio Berlusconi se vio obligado ayer a convocar un Consejo de Ministros extraordinario para debatir alguna medida adicional de ajuste en el gasto público, tal y como le sugirieron sus colegas europeos en la cumbre del pasado fin de semana. En el Consejo de Ministros se debatió la reforma de las pensiones italianas, sugerida por Bruselas, con el ánimo de que el recorte del gasto público que ello conlleve ayude a reducir el elevado nivel de deuda italiana (120 del PIB).

El debate en el Consejo de Ministros fue tan agrio que la reunión acabó sin acuerdo alguno, debido al rechazo frontal a la medida por parte de la Liga Norte, aliada de Berlusconi en el Gobierno. Poco antes del Consejo de Ministros, el nerviosismo del primer ministro se hizo patente con unas fuertes declaraciones en las que cargaba indirectamente contra la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro, Nicolas Sarkozy. "Nadie en la UE está en posición de dar lecciones a sus socios; nadie puede autodenominarse comisario y hablar en nombre de Gobiernos electos", dijo Berlusconi, un día después de que tanto Merkel como Sarkozy afirmaran en público la necesidad de que Roma aprobara nuevas medidas de ajuste.

Las pensiones, en el aire

El Consejo de Ministros, previsto para las seis de la tarde, se inició con más de una hora de retraso y estuvo marcado por los desacuerdos sobre la reforma de las pensiones entre Berlusconi, y su aliado en el Ejecutivo, Umberto Bossi, líder de la Liga Norte. Durante toda la jornada, los medios de comunicación italianos, se hicieron eco de las posibles reformas que pensaba acometer el Ejecutivo y entre ellas estaba la de retrasar la edad de jubilación de los italianos de los 65 a los 67 años, a la que ya se refirió el propio Berlusconi el domingo.

Asimismo, también circularon informaciones que indicaban reformas en los años necesarios para acceder a la jubilación anticipada y sobre una posible venta de parte del patrimonio inmobiliario del Estado, con el fin de recaudar fondos para reducir el endeudamiento de Italia. PIB.

Sin embargo, y pese a las varias reuniones mantenidas por Berlusconi con miembros de su partido y con el líder de la Liga Norte no fue posible llegar a un acuerdo. Berlusconi, tras el Consejo de Ministros inició una larga cena en su residencia de Roma con su ministro de Economía, Giulio Tremonti, el subsecretario de la Presidencia, Gianni Letta, y con varios ministros de la Liga Norte, entre ellos Bossi. Al cierre de esta edición aún se desconocía si se habían desbloqueado las posiciones, informa Efe.

Ignazio Visco, nuevo gobernador

El economista italiano Ignazio Visco fue nombrado ayer nuevo gobernador del Banco de Italia, entidad de la que hasta ahora era subdirector general, en sustitución de Mario Draghi, quien el 1 de noviembre tomará posesión de la Presidencia del Banco Central Europeo (BCE).

El nombramiento llegó después de que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, sancionara el decreto con su designación aprobado ayer en el Consejo de Ministros extraordinario convocado por el primer ministro, Silvio Berlusconi, para abordar las nuevas reformas exigidas por la Unión Europea. Berlusconi había propuesto a Visco como sucesor a Draghi el 20 de octubre, una decisión sobre la que también ayer se pronunció con una opinión favorable el Consejo Superior del Banco de Italia.

"Con la firma del decreto de nombramiento del nuevo gobernador del Banco de Italia se concluye un asunto lleno de complicaciones, resueltas en términos que han suscitado el más amplio consenso no solo en el Consejo Superior del Banco de Italia, sino en el mundo político y económico", afirmó Napolitano en un comunicado. Visco (Nápoles, 1949), llevaba tres años como subdirector. De 1997 a 2002 fue economista jefe y director del Departamento de Economía de la OCDE y presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Sistema Europeo de Bancos Centrales.