Dice que Europa ya no es un mercado en crecimiento

Merkel exige de los socios europeos que dejen de "vivir del crédito"

La canciller alemana, Angela Merkel, hizo hoy un llamamiento a los socios europeos para que dejen de "vivir del crédito", ante la crisis presupuestaria y de la deuda que afecta a varios países de la zona euro.

"Hay que dejar de vivir por encima de las posibilidades de uno", dijo la canciller en Wiesbaden, en el centro de Alemania, durante un acto de las mujeres de la Unión Cristianodemócrata (CDU), formación que preside.

Tras subrayar que esta máxima no es solo aplicable a Alemania, sino a todas las democracias del mundo, Merkel afirmó que este país ha conseguido hasta ahora sortear la crisis "bastante bien".

Pese a todo, se mostró preocupada por el nuevo endeudamiento del Estado para hacer frente a sus presupuestos y subrayó que lo importante ahora es alcanzar crecimiento económico dentro del marco del llamado "freno a la deuda", la normativa constitucional que prohíbe asumir nuevos créditos por encima de un límite estipulado.

Asimismo, advirtió de que Europa ya no es un mercado en crecimiento y de que Alemania solo resulta interesante para el mundo porque fabrica "productos que otros no pueden hacer".

Sanciones más severas contra el sobreendeudamiento

Horas después, en otro acto de las juventudes de la CDU, exigió sanciones más severas contra los socios europeos sobreendeudados. Merkel reclamó también la denuncia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) de aquellos socios comunitarios que no controlen sus finanzas y sufran un endeudamiento excesivo.

"Bruselas carece hasta ahora de competencias en ese sentido", reconoció. Merkel dijo que, si un país viola durante años el pacto de estabilidad y crecimiento, debe poder ser demandado ante el Tribunal de Justicia de la UE, con independencia de la autonomía presupuestaria de los distintos socios.

"Necesitamos más Europa y más capacidad de acción en ese campo", ya que de lo contrario no se llegará a una competitividad equilibrada de los países comunitarios, afirmó la canciller un día antes de la cumbre en Bruselas de jefes de Estado y de Gobierno de la UE.