Control sobre las ayudas a la banca

Europa avanza en las medidas para controlar el rigor en la gestión de los bancos que han recibido capital público. El Parlamento francés aprobó ayer que los directivos de aquellas entidades que estén recibiendo ayudas no podrán recibir ninguna prima o remuneración variable, en el marco de un proyecto de ley relativo al salvamento de la entidad franco-belga Dexia. Ese principio de responsabilidad para los directivos no figuraba en el proyecto inicial del Gobierno.