El 10% del PIB

El nuevo fondo europeo podría dar a España prestamos de 100.000 millones

La configuración del nuevo fondo de rescate europeo (EFSF) prevé la concesión de préstamos preventivos a los Estados con más presión sobre su deuda. España podría recibir hasta 100.000 millones de euros, según un borrador al que ha tenido acceso Bloomberg.

Sede de la Comisión Europea en Bruselas
Sede de la Comisión Europea en Bruselas

Los detalles definitivos se conocerán, previsiblemente, el domingo tras la cumbre europea. Hasta tanto, se suceden los rumores y las especulaciones. La aspiración principal es aumentar la dotación del EFSF desde los 440.000 millones inicialmente previstos, así como otorgarle más competencias. Una de ellas podría ser la potestad de dar "prestamos preventivos" a países como España o Italia, según un borrador al que ha tenido acceso la agencia Bloomberg.

La cuantía del préstamo podría alcanzar el 10% del PIB del Estado miembro que reciba la ayuda, con la intención de reforzar la capacidad crediticia de los países con más presión sobre su deuda. En el caso español, y según el porcentaje sobre el PIB (un billón de euros), la cifra podría alcanzar los 100.000 millones de euros. Esta iniciativa no gusta Alemania, que lo considera una nueva carga injustificada para el contribuyente germano.

"Si abrimos esta vía de crédito a tan gran escala, los países con problemas sin duda van a explotarla", ha señalado un portavoz del departamento económico de Angela Merkel. "Esto no es lo que entendemos por un 'muro de contención' para Italia y España. ¿Cómo vamos a crear un fondo los suficientemente potente como para asumir este gasto?", ha añadido.

El documento recuerda los términos del acuerdo adoptado en la cumbre del 21 de julio, que alumbró el segundo rescate de Grecia y el nuevo fondo de estabilidad financiera (EFSF). En aquella cita ya se validó la actuación del fondo como prestamista preventivo e incluso su intervención en el mercado secundario. Algo a lo que tanto Alemania como el BCE se han opuesto. La propuesta ahora es que, además de los créditos, pueda también comprar deuda en el mercado primario, es decir intervenir en las subastas de los Estados emisores. Eso sí, el borrador establece que el fondo sólo pueda comprar el 50% del monto total colocado en la subasta.

Además de definir la naturaleza del EFSF, el otro punto candente de la cumbre europea del domingo será lograr el acuerdo definitivo sobre la segunda ronda de recapitalización de la banca. Fuentes cercanas a la Asociación Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) aseguran que los requisitos de capital ascenderán a unos 80.000 millones, lo que incrementaría el umbral de solvencia de las entidades hasta una ratio del 9%.