Ciencia & Salud. Actualidad

Las autonomías adeudan ya 400 millones a las farmacias

La mitad de la deuda corresponde a la Comunidad de Castilla-La Mancha, según la patronal FEFE

Las comunidades autónomas están ahogadas financieramente, arrastrando déficit y el compromiso de no endeudarse. Y en su estrangulamiento también se están llevando por delante la sostenibilidad de negocios como el de las farmacias. Así lo denuncian los colegios farmacéuticos y la patronal del sector, FEFE, por los impagos que se están produciendo en el gasto farmacéutico.

El caso más grave es el de Castilla-La Mancha, que decidió no pagar a los farmacéuticos de la región por los problemas económicos en las cuentas públicas y que ya adeuda a las oficinas de farmacia 200 millones de euros. Llevan sin cobrar cuatro meses, desde junio. Cada mes, la comunidad gasta alrededor de 50 millones en medicamentos cubiertos por la sanidad pública. El presidente de FEFE, Fernando Redondo, denuncia la estrategia de los Gobiernos regionales: "Si no tengo dinero no pago. Eso es inaceptable. Hay que recordarles que los medicamentos ya los han pagado los ciudadanos con sus impuestos y no pueden hacer recaer la financiación de su deuda en los farmacéuticos, que son pequeños empresarios que responden con su patrimonio. No podemos aguantar ni tres ni cuatro meses sin cobrar". Su facturación depende alrededor de un 80% de las recetas pagadas por la sanidad pública.

La patronal valora, con los datos de septiembre, en 400 millones, como mínimo, la deuda global de las comunidades autónomas. "Pero en octubre se está agravando", asegura su presidente. Como solución transitoria, los diferentes colegios de farmacéuticos están llegando a acuerdos con bancos para que les adelanten los pagos. Este es el caso de Castilla-La Mancha, donde se está negociando un acuerdo que podría estar listo la semana que viene. El problema surge porque estos acuerdos también tienen limitaciones, ya que requieren unos plazos de pago y saber quién asume los costes de los intereses. Por lo que las entidades financieras son reticentes a alargar los convenios, apuntan fuentes del sector.

Los diferentes colegios de farmacéuticos están llegando a acuerdos con bancos

"Castilla-La Mancha no tiene ni siquiera un compromiso de pago", se queja Redondo. Fuentes del sector denuncian la falta de diálogo del Gobierno regional presidido por María Dolores de Cospedal (PP). Incluso la oposición socialista cargó en agosto contra el recién nombrado consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, que anunció que no se pagaría a las farmacias y se fue de vacaciones sin sentarse a negociar ni siquiera un calendario de desembolsos.

Pero la situación de aplazamientos se está extendiendo a otras comunidades. FEFE señala a Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia y La Rioja. El martes, el consejero valenciano de Sanidad, Luis Rosado (PP), anunció que las farmacias deberán esperar a enero para que el Gobierno regional salde su deuda y se comprometió a llegar a un calendario de pagos. Los colegios de esta comunidad denuncian que todavía se les deben las recetas dispensadas desde el 1 de julio.

En Cataluña, el Consejo de Farmacéuticos amenaza con que un 15% de las farmacias catalanas se verán obligadas a no dispensar fármacos con receta próximamente debido a la imposibilidad de avanzar el dinero a sus proveedores, por el retraso de los pagos de la Generalitat y su "falta de colaboración" para aliviar el problema. El presidente del consejo, Jordi de Dalmases, acusa a la Consejería de Economía de dejar al sector "en la estacada". "Ni nos han pagado ni nos han ayudado", explica, ya que la institución había conseguido un crédito bancario para avanzar el cobro, pero para afianzarlo la entidad bancaria requería que la Generalitat incluyera a las farmacias dentro de su posición de riesgo, lo que "no ha querido hacer".

La política comercial apunta a las boticas

El decreto que aprobó en septiembre el Gobierno, por el que los médicos recetarán por principio activo y no por la marca del medicamento, cambia la estrategia comercial de las compañías farmacéuticas.

Tradicionalmente, los laboratorios han contado con la figura del visitador médico, que informaba a los profesionales sobre las características de los distintos fármacos, un equipo comercial para las consultas donde se tomaba la decisión de recetar una u otra marca.

A partir de ahora, el farmacéutico elegirá qué producto dar al usuario, siempre dentro del grupo de precio menor, pudiendo ser genérico o de marca. Los laboratorios reconocen que se abre un nueva política comercial. Miguel Valdés, presidente de Fedifar, la patronal de la distribución mayorista de farmacia, asegura que ya hay distribuidores que han llegado a estrategias de venta con las farmacéuticas. El margen que pueda negociar cada oficina de venta con estos distribuidores y con los laboratorios puede inclinar la balanza también hacia un fármaco.

El presidente de FEFE, sin embargo, reduce la capacidad de decisión del farmacéutico y la sitúa más en la Administración pública, ya que además de que cada comunidad autónoma decidirá si permite a los médicos recetar por marcas, Sanidad resolverá cada mes qué medicamentos se incluyen en el grupo de precio menor. "Cada laboratorio luchará por ser el único que ofrezca ese producto menor para llevarse toda la cuota de mercado", asegura. Aunque sí concede que según como cada farmacéutico "haya hecho su política comercial", puede decantarse por una marca.

Las cifras

46 millones fue el gasto farmacéutico de Castilla-La Mancha en agosto.

0,27% creció el gasto farmacéutico en España en el mes de agosto respecto al mismo mes de 2010.

975 millones de recetas se dispensaron en el último año, un 2,29% más que en los 12 meses precedentes.

22.000 farmacias existen en toda España, según la patronal.