Foro CincoDías

Gómez promete una fuerte rebaja de cotizaciones para todo el nuevo empleo

El titular de Trabajo apuesta por mejoras fiscales a la reinversión de beneficios.

El equipo encargado de elaborar el programa electoral del PSOE ultima estos días una propuesta para llevar a cabo un plan de empleo estatal para reactivar la ocupación, según avanzó ayer el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, que también forma parte del equipo del candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba.

Gómez, que participó ayer el Foro CincoDías, patrocinado por Accenture y Banco Sabadell, detalló que este plan girará en torno a tres ejes: una política concertada de rentas moderadas; fuertes estímulos públicos a la creación de empleo, e incentivos específicos para la vivienda y los jóvenes.

El primero de estos ejes defenderá seguir con la actual política de pactos entre las cúpulas patronales y sindicales para consensuar anualmente la fórmula de fijación de salarios moderados; aunque precisó que la evolución de las rentas "deberá garantizar el poder de compra de los trabajadores", algo que, según recordó Gómez, no se está consiguiendo en la actualidad.

Dentro de esta política de rentas, los socialistas también defienden, tal y como han demandado los sindicatos, cierto control de los beneficios. En este sentido, especificó que el PSOE está pensando en una mejora del tratamiento fiscal de la reinversión de los beneficios empresariales. "No se pretende condenar a las empresas a que tengan pérdidas sino a estimular que reinviertan sus beneficios" en el mantenimiento y ampliación de su actividad.

Si bien la propuesta más novedosa, y en principio más costosa para las arcas públicas, llega con el segundo de los ejes de este plan. Según explicó el titular de Trabajo, el PSOE está pensando en aplicar "una fuerte reducción de las cotizaciones sociales que pagan las empresas para el conjunto del nuevo empleo que se cree" si gana las elecciones el próximo 20-N. En la práctica, esto supondría una rebaja generalizada de cuotas para todos los nuevos contratos que se hicieran, independientemente a su naturaleza. Se trataría, según Gómez, de una medida similar a la adoptada en febrero pasado cuando se aprobó un plan de choque que incluía una rebaja de cotizaciones de entre el 50% y el 75% para los contratos a tiempo parcial hechos a menores de 30 años y parados de larga duración.

El tercero de los ejes de este futuro plan recogería medidas específicas de fomento del sector de la vivienda y el empleo de los jóvenes. Según Gómez, el PSOE mantendría la actual filosofía de mantener las deducciones a la compra de vivienda a las personas y familias con las rentas más bajas (actualmente a los que cobren menos de 24.000 euros anuales).

Salarios subvencionados para jóvenes

Mientras, para los jóvenes el programa del PSOE recogerá dos vías de incentivos. Por un lado, continuar con el fomento del nuevo contrato de formación aprobado hace poco más de un mes para los jóvenes sin cualificación profesional y sin empleo; y por otro lado, pretende impulsar los contratos de prácticas para los jóvenes titulados con una reducción de cuotas y "una importante subvención salarial" durante la primera parte del uso de este modelo contractual.

Por último, Gómez consideró que deja una asignatura pendiente, que le habría gustado incluir en la reforma laboral pero que las condiciones restrictivas del empleo se lo impidieron. Se trata de "alterar la cotización de la prestación por desempleo", de forma que las plantillas que nunca recurren al despido de sus trabajadores coticen menos que las que sí lo hacen o abusan de la contratación temporal. Por ello el PSOE incorporará esta medida para su programa, para evitar que, como ahora, dos tercios de la financiación del desempleo corra a cargo de empresas que no despiden.