El fondo cubriría parte de las pérdidas si un país entra en 'default'

Empieza a tomar forma el fondo de rescate europeo

Los líderes de la zona euro se acercan a un acuerdo respecto al apalancamiento del fondo de rescate europeo (EFSF por sus siglas en inglés), que consistiría en garantizar una parte de la deuda emitida por los países de la zona euro, según explicaron fuentes de la UE.

El fondo de estabilidad europeo podrá cubrir parte de las pérdidas de los inversores que compren deuda de los países de la zona euro si estos, eventualmente, entran en default. Esta es una de las principales opciones que se están manejando para lograr el acuerdo entre los países europeos en la próxima cumbre europea. Garantizando entre el 20% y el 30%, el EFSF podría ampliarse entre tres y cinco veces. El fondo aún cuenta con unos 300.000 millones (de un total de 440.000 millones) disponibles, aunque podría incrementarse hasta un billón si los países pactan la posibilidad de apalancamiento.

En todo caso, lo que parece más probable es que no se opte por que los líderes europeos decidan qué parte del EFSF se va a apalancar (lo que evitaría que los estados tuviesen que desembolsar todo su importe), sino que se decidirá este apalancamiento caso por caso, dependiendo de la qué parte de la deuda de cada país está garantizada y las condiciones de mercado existentes.

Así, si Italia tuviese planeado emitir 5.000 millones en bonos en noviembre, el EFSF estudiaría con inversores institucionales en los días previos qué proporción va a garantizar. Si coincidiese que en esa misma semana España fuera a hacer lo propio, el volumen garantizado podría ser mayor o menor.