Dice que hay que resolver el problema de la deuda pública

Botín cree que no debe forzarse una recapitalización de la banca

En la IV Conferencia Internacional de Banca organizada por Santander, Emilio Botín ha señalado que cree que no debe forzarse una recapitalización de la banca sin resolver de forma definitiva el problema de la deuda pública. Andrea Enria, presidente de la EBA, ha asegurado que no se están realizando nuevos test de estrés a la banca europea.

"Es posible que algunas entidades especialmente afectadas por la crisis de la deuda pública griega, o de los mercados en general, requieran una base más amplia de capital. Pero no debe forzarse una recapitalización indiscrimanda de la banca europea sin resolver de forma definitiva el problema de la deuda pública". Estas han sido las palabras que Emilio Botín, presidente del Banco Santander, en la IV Conferencia Internacional de Banca organizada por la entidad cántabra.

Andrea Enria, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), ha señalado durante la conferencia que, pese a lo publicado por la prensa, el supervisor europeo no está realizando nuevos test de estrés a la banca europea. La semana pasada se dio conocer por varios medios de comunicación que la EBA está solicitando nuevos datos al sector financiero con el objetivo de realizar nuevos test de resistencia a la banca.

Botín ha añadido que, a su juicio, estas propuestas no tienen sentido porque "no respetan todo lo que durante estos años se ha regulado en Basilea III, invalidan el estrés test realizado por la Autoridad Bancaria Europea hace solo tres meses, que ya situó las necesidades de capital de algunos bancos europeos, crean inseguridad y confusión, aumentan la incertidumbre en los mercados y, por último, producirán una contracción del crédito, pues muchas entidades optarán por reducir su balance. En definitiva, cualquier re-capitalización de los bancos europeos no servirá para recuperar la confianza y el crecimiento económico, si antes no se resuelve definitivamente el problema de la deuda soberana".

MÁS INFORMACIÓN

"El sector financiero internacional necesita tiempo para ajustarse a los importantes cambios que hay ya en camino. No se pueden seguir añadiendo nuevas cargas al sector, como nuevos impuestos o requerimientos locales de distinta índole", ha añadido.

Recuperar la confianza

El presidente del Santander considera que para recuperar la confianza en los mercados "es necesario asegurar que la nueva arquitectura financiera internacional cuente con verdadera capacidad para anticipar riesgos y tomar medidas correctoras". Y para llevarlo a cabo hay que "reforzar la calidad y homogeneidad de la supervisión financiera, no sólo microprudencial, es decir, de entidades concretas, sino también macroprudencial o del sistema en su conjunto y con visión global y hay que asegurar una coordinación efectiva de las políticas macroeconómicas a nivel internacional en el marco del G20, con especial protagonismo de EEUU, Europa y los grandes países emergentes".

En su intervención también ha contado con la presencia de Andrea Enria, presidente de la Autoridad Bancaria Europea, Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario para Asuntos de Competencia, Elena Salgado, vicepresidenta económica del Gobierno de España, José Viñals, consejero financiero y director de Asuntos Monetarios y Mercados de Capital del FMI, Norman Chan, director ejecutivo de la Autoridad Monetaria de Hong Kong, así como importantes representantes de organismos reguladores y supervisores, y de instituciones nacionales e internacionales.