Cree que piden más regulación del sistema financiero

Trichet promete responder a las iniciativas de los indignados

"Nuestra tarea es conseguir que el sistema financiero mundial sea mucho más sólido. Así es como interpreto parte del mensaje que procede de este movimiento", ha declarado Trichet.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, se comprometió este domingo a defender las peticiones de los ''indignados'' que, a su entender, abogan por el fortalecimiento de las normas de regulación del sistema financiero.

"Nuestra tarea es conseguir que el sistema financiero mundial sea mucho más sólido. Así es como interpreto parte del mensaje que procede de este movimiento", declaró Trichet en comentarios a la emisora Radio 1. El presidente del BCE realizó estas declaraciones un día después de las masivas protestas celebradas en múltiples países de todo el mundo contra los abusos del sector de las finanzas y la corrupción política.

"Por ello, se ha dicho desde el principio que es necesario reforzar las regulaciones y cortapisas del sector financiero", añadió Trichet, quien sin embargo consideró que, personalmente, no pediría la "demolición" de los bancos, ya que financian tres cuartas partes de la economía mundial. "Estamos a medio camino", manifestó Trichet. "Ya casi hemos reformado la regulación de los bancos, pero todavía queda mucho por hacer, sobre todo en lo que se refiere a las instituciones no bancarias", añadió.