Tras recortar el rating de España

El mercado espera que Fitch rebaje las calificaciones de la banca española

Si el viernes pasado la agencia de calificación Fitch Rating propiciaba otro duro golpe para la deuda española, al rebajar su calificación a largo plazo en dos escalones, situándola en un AA-, ahora parece que le toca el turno a los bancos nacionales.

Después de rebajar el viernes pasado la calificación de la deuda española, Fitch recortará la calificación ahora de los bancos españoles. La agencia sopesa bajar también la calificación a una larga lista de bancos y cajas de ahorros cuya principal operativa se realiza en España.

El anuncio de este recorte, que puede producirse hoy, era previsible y los expertos ya lo descontaron el pasado viernes tras la actuación de Fitch con la deuda española, reconocen fuentes del mercado.

Varias fuentes financieras aseguran que aunque la noticia es negativa también tiene su lógica desde el punto de vista de Fitch, puesto que si se sitúa en solo "segura" a la deuda española por el deterioro de las cuentas de las comunidades autónomas y la crisis del euro las entidades que operan en España se ven igualmente afectadas.

El descenso en cadena de la calificación de varias entidades financieras es que prácticamente todos sus ingresos provienen del negocio en España.

Fitch también rebajó el viernes la calificación a Italia, por lo que no es de extrañar que también haga lo mismo con sus bancos.