Angela Merkel logró ayer el apoyo de Nicolas Sarkozy

Un nuevo Tratado para la integración fiscal

Angela Merkel logró ayer el apoyo de Nicolas Sarkozy para llevar a cabo una profunda reforma del Tratado de la UE con el fin de reforzar la coordinación económica entre los socios del euro. "Haremos propuestas para estrechar nuestra relación", señaló la canciller alemana tras una reunión con el presidente francés, con quien celebró a continuación una cena de trabajo. Sarkozy añadió que los cambios al Tratado de Lisboa buscarán "acelerar la integración de la zona euro".

Berlín espera que la reforma imponga una disciplina fiscal mucho más estricta como contrapartida a la probable creación de un mecanismo de solidaridad mucho más poderoso y ágil que el actual fondo de rescate de la zona euro. París considera que al final de ese proceso de integración incluso podría plantearse la emisión conjunta de deuda pública conocida como eurobonos.