Según la prensa

Santander y BBVA, en las quinielas para hacerse con la filial belga de Dexia

Según la misma fuente, el Gobierno federal belga preferiría nacionalizar Dexia Banque Belgique, pero las regiones optan por un plan B, que consiste en crear un banco independiente en torno a los accionistas históricos.

El Banco Santander y el BBVA figurarían entre los bancos interesados en hacerse con Dexia Banque Belgique, la filial belga de Dexia, según informa hoy el diario económico belga L'Echo en su edición digital. Fuentes de BBVA consultadas por CincoDias.com niegan la información y consideran que los rumores carecen de fundamento.

El diario afirma que la selección de potenciales compradores de Dexia Banque Belgique "va en la buena dirección" y "se ha mencionado ya a los bancos españoles Santander y BBVA".También se incluyen entre los interesados a "HSBC, Deutsche Bank, Rabobank o Société Générale".

Según la misma fuente, el Gobierno federal belga preferiría nacionalizar Dexia Banque Belgique, pero las regiones optan por un plan B, que consiste en crear un banco independiente en torno a los accionistas históricos.

BBVA 6,43 0,26%
SANTANDER 3,17 -0,70%

De esta manera, las regiones se oponen claramente al proyecto de nacionalización de Dexia Banque Belgique. Dexia negó tajantemente el jueves todas las informaciones sobre una posible nacionalización.

Los principales ministros del Gobierno se encuentran reunidos esta mañana con el gobernador del Banco Nacional, Luc Coene.

Después, el primer ministro belga en funciones, Yves Leterme, y el ministro de Finanzas, Didier Reynders, se reunirá con los presidentes de tres regiones. Las reuniones mantenidas el jueves se han centrado en diseñar el desmantelamiento de Dexia, según L'Echo.

El Ejecutivo belga se reunió urgentemente el martes por la noche para apoyar la creación de un 'banco malo' que agrupe los activos tóxicos de la entidad.

Mientras, la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's ha revisado hoy a la baja la nota de las tres principales entidades operativas del grupo franco-belga Dexia (Dexia Banca Bélgica, Dexia Crédito Local y Dexia Banca Internacional en Luxemburgo).

La cotización de Dexia, que fue suspendida ayer por petición del regulador bursátil belga, no se levantará hasta el lunes.

El sábado, el Consejo de Administración de Dexia examinará todas las opciones.

De acuerdo con L'Echo, el Gobierno belga, que controla el 5,7 % del capital social del banco francobelga, no ha cerrado completamente la puerta a la opción planteada por las regiones, que creen que el grupo Dexia podría ser escindido en tres partes: Crédit Local de France, Dexia Banque Belguique y el 'banco residual'.

Estas quieren que se separe la filial belga del grupo pero manteniendo el mismo accionariado.

Las regiones controlan un 5,7 % del capital social de Dexia y el reciente pacto accionarial que han cerrado con el Holding Comunal (14,1 %) les permitirá ser el primer accionista del banco.

Por su parte, en Luxemburgo el banco confirmó que negocia la venta de su filial en este país con un grupo internacional de inversores, entre los que figura también el Gran Ducado en calidad de accionista minoritario.

Los diarios económicos belgas 'De Tijd' y 'L'Echo' aseguraron que se trata del fondo soberano de Catar, que pagaría 900 millones de euros por la filial sin sus activos tóxicos.

En Francia, donde el Estado galo también controla un 5,7 % de Dexia, el Consejo de Administración de La Poste y de la comisión de supervisión se reunieron el miércoles para analizar el proyecto de alianza con la Caisse des Dépôts et Consignactions (CDC) y Dexia France.

Según el sindicato francés SUD PTT, el Consejo de La Poste se pronunció ayer a favor del proyecto de crear un nuevo banco destinado a financiar las colectividades locales en Francia controlado por la Banque Postale y la CDC.

Por último, en Turquía, el banco ruso Sberbank contempla lanzar una oferta de adquisición sobre DenizBank, la filial turca de Dexia, según Les Echos.