Presentó ayer un escrito ante la CNMV

Repsol pide a la CNMV que investigue las compras de acciones por Crédit Agricole

La Comisión de Auditoría y Control de Repsol presentó ayer un escrito ante la CNMV por el que le solicita que, teniendo en cuenta "las circunstancias excepcionales que en la actualidad afectan a las negociaciones de las acciones de Repsol", que investigue los movimientos de acciones en su capital en los meses de agosto y septiembre, después de haber detectado volúmenes de negociación inusuales antes y después del 29 de agosto, día en que se anunció el pacto accionarial de sus accionistas Pemex y Sacyr.

En concreto, esta comisión, formada por los consejeros independientes de Repsol, pide a la CNMV que investigue "el incremento de los volúmenes de negociación de las acciones de Repsol y especialmente sobre cualquier operación anormal o inusual que se realice o se haya realizado durante los meses de agosto y septiembre de 2011".

La solicitud es el resultado del acuerdo del último consejo de Repsol por el que se encomendó a dichos consejeros, bajo la dirección del presidente de dicha comisión, Ángel Durández, un análisis de "los riesgos, daños y perjuicios" del pacto de Pemex-Sacyr. Fuentes del grupo mexicano recuerdan que este votó a favor de que la CNMV investigue, pues considera que no tiene nada que ocultar.

REPSOL 14,62 -1,32%
CREDIT AGRICOLE 9,53 0,28%

En la solicitud se pide al regulador que rastree los altos volúmenes negociados de forma directa o indirectamente por distintos inversores. En este sentido, Repsol apunta a la actuación de Crédit Agricole (uno de los acreedores de Sacyr en su préstamo para comprar el paquete del 20% que tiene en Repsol) como intermediario financiero de Pemex, con el que ha contratado derivados, y cuya participación ha pasado, en el marco del pacto de sindicación, y después de su anuncio, del 4,8% al 9,8% de la petrolera española.

El saldo comprador neto de la entidad gala es de 18,7 millones de acciones de Repsol, señala el escrito. En agosto se detectaron fuertes movimientos en su capital.