Movistar cede 100.000 clientes en agosto pese a la rebaja de tarifas

Y el ganador de la guerra de precios es... el móvil virtual

Movistar fue la culpable. Nada más empezar junio, la operadora desató una de las guerras de precios más agresivas que se recuerdan en telefonía móvil. Pero los datos dicen que nada ha cambiado. El móvil virtual ha vuelto a ganar.

Miles de euros destinados a publicidad, a estrategia comercial, a tareas de captación... sin resultado alguno. Movistar abrió en junio la caja de los truenos en telefonía móvil (o hizo las delicias de los usuarios, según se mire). Nada más arrancar el mes, la marca con la que opera Telefónica anunció un recorte de su tarifa más baja hasta seis céntimos el minuto.

El movimiento estaba llamado a poner freno a la sangría de clientes que estaba sufriendo la operadora frente a los rivales y tenía dos destinatarios: Yoigo y los móviles virtuales. Sin embargo, quienes contestaron fueron Vodafone y Orange, que imitaron la rebaja de Movistar. Yoigo no movió ficha y los operadores móviles virtuales (Másmovil, Pepephone, Lebara, Jazztel Móvil...) retocaron alguna tarifa, pero mantuvieron casi intacta su estructura de precios.

Cuatro meses después del estallido de la primera guerra de precios del móvil del siglo XXI y con los datos de junio, julio y agosto en la mano, ya hay un ganador de la batalla: el móvil virtual.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha hecho públicas las cifras de agosto y hay muy malas noticias para Movistar: en un solo mes, la operadora líder del mercado ha perdido 102.700 usuarios netos.

La peor noticia para esta compañía es que no se trata de un bache mensual provocado por las vacaciones o el calor veraniego. Junio se cerró con un saldo negativo en captación de clientes, en julio pareció que la guerra de precios funcionaba y Movistar logró sumar usuarios, pero en agosto ha perdido casi el triple de los que captó entonces. El resultado es que el exmonopolio cierra la etapa veraniega, un periodo álgido en captación de clientes en telefonía móvil, con 77.670 abonados menos de los que tenía al principio de la guerra de precios.

Vodafone y Orange han llevado mejor este proceso. La primera había sufrido casi tanto como Movistar la fuga de clientes hacia sus rivales y ha conseguido contenerla, con un saldo en el trimestre veraniego positivo de casi 64.000 clientes. Orange, por su parte, mantiene la senda de la recuperación iniciada en 2010 y supera con creces las 130.000 altas en el periodo. Para ellas, sí ha sido rentable la guerra de precios.

Pero los verdaderos ganadores están en otro sitio, porque el enemigo a batir por las tres operadoras anteriores ha demostrado ser mucho más duro de lo que se esperaba. En primer lugar está Yoigo, que supera las 200.000 altas con toda la artillería rival apuntando hacia ella. Sin embargo, los vencedores absolutos son los operadores móviles virtuales. No solo no han perdido empuje, sino que lo han aumentado cada mes. En agosto se han hecho con más de 190.000 usuarios en su conjunto y en tres meses captan más de medio millón de abonados.

Banda ancha; misma historia

En el mercado de banda ancha se repite la historia. La rebaja de precios del ADSL de Movistar se produjo en septiembre, así que todavía no hay datos. Pero los de agosto dejan claro por qué Telefónica hizo este movimiento.

Otra vez, la operadora perdió clientes de ADSL por miles y, pese a las altas en fibra óptica, su saldo es negativo en más de 26.000 usuarios. Los ganadores son los operadores alternativos de ADSL, Jazztel, Vodafone y Orange. Entre los tres sumaron más de 43.000 abonados en agosto.