Alerta del problema de la economía sumergida

España necesita reducir el paro para salir de la crisis, según la OCDE

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, ha asegurado hoy que España no saldrá de la crisis económica hasta que no reduzca sus cifras de desempleo, sobre todo las del paro juvenil, y ha señalado que la economía sumergida es uno de los problemas de los que adolece el país.

En una entrevista en Onda Cero, Gurría ha señalado que "no es lógico" que antes de la crisis España registrara una cifra de paro del 9% y creciera por encima de la media de la Unión Europea durante trece años, cuando otros países similares de su entorno rozaban un desempleo del 4% o del 5% y crecían menos.

Ha puntualizado que en las cifras del paro español "hay un problema de contabilidad o de economía informal que afecta a sus cuentas", pese a que ha indicado que con la crisis todos los países han doblado sus tasas de desempleo.

En este sentido, ha señalado que los jóvenes españoles son "la cara humana de la crisis" y tras asegurar que es una "tremenda tragedia", ha dejado claro que mientras no haya políticas que reduzcan el paro "no se habrá resuelto la crisis en España".

Gurría ha confirmado la ralentización del crecimiento económico de Europa y, aunque ha dicho que técnicamente no habrá recesión (que es cuando la economía decrece dos trimestres consecutivos), ha asegurado que la situación sigue siendo igual de "incómoda" si el ritmo de crecimiento es inferior al 1 % anual. Ha añadido que tanto la inversión como el consumo están muy parados y que en 2011 no habrá crecimiento.

Al respecto, ha explicado que la economía alemana no crece al ritmo deseado porque sus socios europeos, clientes del país germano, tampoco tienen actividad y que la caída del comercio mundial está "calando" en todas las economías exportadoras.

Grecia es un contagio "innecesario"

Sobre la posible suspensión de pagos del Estado griego, Gurría ha dejado entrever que podría ser ésta la solución, ya que Grecia supone un contagio "innecesario" hacia otras economías como la española, que no deberían estar "en la misma bolsa".

"La solución tendría que ser la que se adopta en cualquier casa o en cualquier empresa", ha dicho, tras indicar que el "pecado original" que cometió Europa con Grecia fue decir que lo que le pasara al país heleno es lo que le pasaría al euro.

Gurría ha argumentado que la situación de Grecia es "única" ya que se trata de un país altamente endeudado, con unas cuentas que no fueron transparentes y que su situación de quiebra debería haber sido tratada con "mayor naturalidad".

"Hay un contagio innecesario por no haber sido capaces de aislar el caso de Grecia, que ni siquiera tiene que ver con el de Irlanda o el de Portugal", ha afirmado.

El secretario general de la OCDE se ha entrevistado con la vicepresidenta y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y esta tarde acudirá al Palacio de la Moncloa para reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.