Recapitalización de la banca

La cuarta parte del sector de cajas ha sido rescatada

El FROB destina 7.550 millones para recapitalizar cuatro entidades y no descarta nuevas medidas

La cuarta parte del sector de cajas ha sido rescatada
La cuarta parte del sector de cajas ha sido rescatada

El 25% del sector de cajas ha tenido que ser rescatado después de tres años de turbulencias financieras. Este es uno de los peajes más caros que ha pagado la economía española por la crisis. A las tres entidades intervenidas por el supervisor (Caja Castilla La Mancha, Cajasur y Caja Mediterráneo), hay que sumar otras tres firmas (Novacaixagalicia, Catalunya Caixa y Unnim) que han sido nacionalizadas para adecuar su solvencia a la nueva normativa. En total, seis grupos que suman algo más de 300.000 millones de euros de activos, de los 1,17 billones de euros que controla el sector.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, compareció el viernes para explicar la conclusión del proceso de recapitalización de la banca española. Tras explicar que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha tenido que desembolsar 7.550 millones de euros, Ordóñez dejó abierta la puerta a que la industria requiera inyecciones de capital adicionales.

El Gobierno y el Parlamento habían puesto la fecha tope del 30 de septiembre para que la banca elevara su capital principal hasta el 10% para las entidades sin fondos privados. Esta exigencia ha obligado a dos entidades (Bankia y Banca Cívica) a salir a Bolsa para captar fondos, ha empujado a Caja España-Duero a fusionarse con Unicaja y ha obligado a otras tres cajas (Novacaixagalicia, Catalunya Caixa y Unnim) a echarse en manos del FROB.

Los inversores que quieran recomprar las acciones del FROB en las cajas deberán pagar un 12% de intereses

La difícil situación que atraviesan los mercados financieros, "la peor en 70" en palabras de Ordóñez, ha complicado enormemente la búsqueda de capital por parte de las cajas que estaban por debajo del nivel exigido. El Banco de España ha concedido una prórroga de 25 días para el grupo BMN y Liberbank para obtener los fondos requeridos: de 480 millones y 320 millones, respectivamente.

En las tres entidades en las que finalmente ha entrado el FROB como principal accionista lo ha hecho con fuertes descuentos. El fondo ha entrado en Novacaixagalicia (NCG) con una rebaja del 88% de su valor en libros, del 91% en Catalunya Caixa y del 100% en Unnim. Es decir, que el Estado controlará el 100% de la entidad por el precio simbólico de 1 euro, según reconocía Ordóñez. En NCG el FROB ostentará un 93% del capital y en Catalunya Caixa un 90%.

El montante total del rescate de estas tres entidades y de la intervención de CAM asciende a 7.550 millones, frente a los 5.830 que han captado Bankia y Banca Cívica en los mercados, lo que demuestra que el Banco de España ha tenido que asumir el grueso de las cajas con problemas, a pesar de su intento por promover soluciones privadas para el sector. En el caso de Unnim, el FROB le ha inyectado 568 millones en capital, a lo que se suman los 380 millones que ya recibió en participaciones preferentes (préstamos), que ahora se convertirán en acciones ordinarias.

La nacionalización de tres grupos de cajas tendrá efectos inmediatos sobre sus órganos de gobierno. El Banco de España designará en todos los casos a tres consejeros dominicales, que harán valer el peso del FROB en el accionariado de la entidad. Además, todos los consejos se profesionalizarán y contarán con un tercio de miembros independientes.

Aunque el Estado ha tomado el control de estos tres grupos de cajas, mantendrá a los gestores de las mismas. En Novacaixagalicia el reciente desembarco de José María Castellano contaba con la bendición del supervisor y en los dos grupos catalanes, sus actuales directores generales también tienen el plácet de Ordóñez. El supervisor explicó que estos tres casos son diferentes de CAM porque esas cajas "sí que son viables". A partir de ahora, el objetivo del FROB será tutelar a las citadas entidades y tratar de que las propias cajas o inversores privados puedan recomprar la participación del fondo. Durante un año, las entidades tendrás la posibilidad de ejercer una opción de recompra, por cuenta propia o ajena. Eso sí, el adquirente deberá pagar el importe que desembolsó el Fondo, más unos intereses del 12,5% anual. Novacaixagalicia, que mantiene contactos avanzados con institucionales, sería una excepción ya que hay un plazo de tres meses para que inversores privados compren al precio de entrada del FROB.

Catalunya Caixa también negocia con inversores institucionales, algunos de los cuales han encargado auditorías de compra (due diligence, en la terminología del sector). Mientras, Unnim se espera que pueda ser absorbida por otra entidad.

A pesar de que en los tres casos ya se están estudiando operaciones para reducir la participación del FROB, la difícil situación de la economía europea y el alejamiento de los inversores institucionales del sector bancario español puede complicar mucho la recompra de la participación pública en Novacaixagalicia, Catalunya Caixa y Unnim. Esto aleja las posibilidades de que el fondo recupere a medio plazo el dinero desembolsado para rescatar al sector de cajas. De hecho, el FROB ha tenido que acudir al rescate ante la ausencia de capital privado.

Pese a todo, el gobernador ha resaltado que la banca nacional ya ha realizado la inmensa mayoría de los saneamientos que tenía pendiente, y que ahora las principales dudas de los mercados se centran en la exposición de la gran banca europea a la deuda soberana, no en los riesgos inmobiliarios de España.

Restricción del crédito

Miguel Ángel Fernández Ordóñez también se refirió a la previsión del grupo Santander de que el crédito se seguirá contrayendo en España en los próximos trimestres. El gobernador alabó esta política al considerar que contribuye a reducir el apalancamiento de la entidad y demuestra una actitud "muy cautelosa". Paradójicamente, el proceso de recapitalización que culminó ayer buscaba en origen la reactivación del crédito.

Las cifras

2.800 millones de euros se han inyectado para salvar CAM, que podrían ser a fondo perdido ante la grave situación de la caja.

1 euro es la cifra pagada por el FROB por hacerse con el 100% Unnim.

93% es el porcentaje que el FROB controlará en Novacaixagalicia.