El gobernador deja la puerta abierta a nuevas operaciones en el sector

El Banco de España no da carpetazo a la reestructuración financiera

El proceso de reestructuración financiera puede no haber terminado. Esta idea se desprende de las palabras del Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que ha dejado la puerta abierta a que se produzcan nuevas operaciones en el sector, no descartando tampoco que en el futuro se lleven a cabo más intervenciones.

Reestruturación de las Cajas
Reestruturación de las Cajas

"El Banco de España no descarta nada", la respuesta de Ordoñez, ha sido contundente. El supervisor no da por cerrada la reestructuración financiera del sistema español y deja la puerta abierta a que se puedan producir nuevas intervenciones. Aún así, el gobernador ha declarado que existe "la sensación de que se ha cerrado una nueva etapa. Cuando se ve el saneamiento que se ha hecho es evidente que ya queda menos por recorrer".

Además, el gobernador del Banco de España ha anunciado que el Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) se ha hecho con el con el 100% de Unnim, el 93% de NovaCaixaGalicia y 89% de Catalunya Caixa. Estas adquisiciones se han realizado a precios irrisorios. Así, la primera se ha adquirido a un coste simbólico de 1 euro, mientras las otras dos se han realizado por el 0,12 y el 0,1% de su valor en libros. Compras que se han llevado a cabo tras el fracaso de los intentos por conseguir inversores privados.

Estas tres nacionalizaciones suponen hacerse con el control de tres firmas que según el cierre de ejercicio de 2010 tienen un volumen de activos que ronda los 180.000 millones de euros. Así, Unnim tiene 28.350 millones, Catalunya Caixa 76.580 millones y NovaCaixaGalicia 73.493 millones. Estas operaciones suponen la entrada del FROB en el Consejo de Administración de estas entidades, situación muy diferente a la de la CAM. En el caso de la caja alicantina se trata de una intervención previa destitución del equipo directivo para su posterior subasta. Este caso es el que ya se ha dado con Cajasur o Caja Castilla La Mancha.

El total del proceso de recapitalización del sistema financiero español supone un coste para el Estado de 7.551millones de euros, según cifras facilitadas por el gobernador. Un importe que sumado a los 5.838 millones de euros de capital privado que se ha conseguido recaudar conforma un total de13.389 millones. Esta cantidad es algo inferior a la estimación inicial de 15.000 millones que realizo el organismo público el pasado mes de marzo. Esta disminución se debe a que la conversión en bancos y la posterior salida a Bolsa de Banca Cívica y Bankia redujo las exigencias de capital del 10% al 8%.

Además, el Banco de España ha anunciado también que concede una prórroga de 25 días a Bankpyme y a Mare Nostrum para que ultimen la entrada de inversores privados. Un proceso que parece estar cerca de ultimarse ya que de lo contrario el FROB se vería obligado a intervenir en dichas entidades.

Durante su comparecencia ante la prensa, Miguel Ángel Fernández Ordóñez no ha descartado que se puedan producir nuevas intervenciones. Además, el economista ha descalificado la gestión realizada por los anteriores dirigentes de esta última al considerarla "escandalosa". A pesar de esto, ha insistido constantemente en que "se pone el ojo sobre las que han tenido problemas cuando la mayoría tiene una posición sólida".

A preguntas realizadas por los periodistas sobre las necesidades del sector y sus resultados en unas nuevas pruebas de resistencia, Ordóñez ha defendido que "el problema de todas las entidades europeas no es el capital, si no la financiación". Una declaración que refuerza la preocupación existente sobre la falta de liquidez existente en el mercado mayorista. Además, también se ha referido a la ampliación del fondo de rescate del euro que ayer fue avalado por el Parlamento germano. "Hace seis meses nadie hubiese pensado que Alemania hubiese estado dispuesta a esta reforma", ha declarado satisfecho.