Exposición al ladrillo

Santander prevé reducir en dos años un 25% su riesgo inmobiliario en España

El Banco Santander ha asegurado hoy que su exposición al riesgo inmobiliario en España, en el que sufre una morosidad del 21 %, se reducirá en una cuarta parte en los próximos dos años.

Así lo ha asegurado el director de riesgos del banco, Matías Rodríguez Inciarte, en una presentación ante analistas e inversores en Londres, y cuyo contenido fue remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) española.

En su intervención, el directivo describió los efectos que ha tenido en sus cuentas la crisis del sector inmobiliario español, al que tiene prestados 25.350 millones de euros, con un índice de créditos fallidos del 21 por ciento.

No obstante, en los próximos dos años, el banco pretende reducir su exposición al "ladrillo" español en un 25%, para que el riesgo baje hasta 19.000 millones de euros a finales de 2013.

Rodríguez Inciarte ha insistido ante los expertos en que, en cualquier caso, el banco tiene una exposición "limitada" al sector inmobiliario español, pues tan sólo supone el 3% del total de la cartera de créditos del grupo en todo el mundo.

Ha asegurado, además, que a partir del 2012, el banco espera una "normalización" del coste de los créditos y de la dotación de provisiones en España después de 2012.

El directivo ha apuntado también que la exposición a la deuda soberana -cuya crisis ha colocado en una situación complicada a algunos bancos europeos- es "limitada" en el caso del Banco Santander.

El grupo contaba a cierre del primer semestre con un índice de morosidad por debajo de la media del sector, tanto en España (un 4,81% frente al 6,69%) como en otros de sus principales mercados.

Así por ejemplo, en Reino Unido, la morosidad de su negocio a 30 de junio era del 1,36%, frente a la media del sector, que era del 2,07%.