Ordóñez explica hoy la recapitalización de las cajas

El FROB desembolsa 17.600 millones en capital y préstamos

Hoy concluye el plazo para que las entidades financieras españolas apliquen sus planes de recapitalización.

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez
El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, dará hoy cuenta de la marcha del proceso de recapitalización de las cajas, coincidiendo con la fecha límite que se había fijado para concluirlo. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), un organismo creado para apoyar la reforma del sector, ha desembolsado cerca de 18.000 millones de euros para apuntalar la reconversión.

El supervisor dio a conocer en marzo los nombres de los grupos financieros que debían mejorar su solvencia antes del 30 de septiembre, fecha límite para que la industria alcanzara los nuevos niveles de solvencia.

Algunas entidades llegan con los deberes hechos, como Bankia y Banca Cívica, que captaron capital mediante la salida a Bolsa durante el verano, lo que colocó el capital principal por encima del 8% que exige el Banco de España a las entidades que cotizan.

Otras han optado por reforzar sus balances con uniones y sin requerir la presencia de dinero público, como Caja Duero-España, cuya fusión con Unicaja han aprobado las dos asambleas.

En el caso de Catalunya Caixa y Unnim, ambas se decantaron por alcanzar el capital exigido con la ayuda del dinero del FROB. La primera ha solicitado 1.718 millones de euros al banco creado por la entidad, lo que le daría el 90% del capital. Unnim, por su parte, decidió en el último momento pedir dinero público para reforzar su capital, y cubrir unas necesidades que el Banco de España cifró en 568 millones de euros.

NCG Banco, entidad que ha asumido la actividad bancaria de Novacaixagalicia, ha acordado con el fondo que le inyecte 2.465 millones de euros, aunque parte de esta cantidad se ha comprometido a reponerla en breve con la aportación de inversores privados. Además, el FROB comprometió 2.800 millones de euros para rescatar a la intervenida Caja Mediterráneo.

A los 7.550 millones de capital inyectados por el Fondo, hay que añadir otros 10.066 millones que aportó, en forma de participaciones preferentes (préstamos), en una primera fase.