Foros Cinco Días

Montoro ve "inevitable" otra ronda de fusiones bancarias

Cristóbal Montoro considera "inevitable" una segunda oleada de fusiones entre entidades financieras. El coordinador de Política Económica del PP citó ayer la reforma del sector como la primera en el ranking de prioridades de un Gobierno de su partido si gana las elecciones del 20-N. Desde 2009, el número de cajas de ahorros se ha reducido de 45 a 15. "Hay que completar la reestructuración del sistema financiero. Tiene que fluir el crédito porque son los autónomos, las pymes y los emprendedores los que nos van a sacar de la crisis, como siempre ha sucedido", manifestó.

En su opinión, no existe un modelo ideal pero "hay que dar prioridad al saneamiento de los balances" de las entidades financieras y reconocer que hay activos que "no tienen salida al mercado" a los precios a los que se pretende. "Mientras no tengamos el realismo de ajustar el valor de esos activos, algo que se tuvo que hacer desde el comienzo de la legislatura, no tendremos la reestructuración que necesitamos con bastante urgencia".

Esta movilización del stock de vivienda que está en los balances de las entidades puede contribuir a reactivar el mercado y facilitar el acceso a ella a capas sociales con más dificultades, como son los más jóvenes. No obstante, no quiso entrar en detalles sobre el valor de los activos en manos de la banca que hay que sanear. Será el que determine el mercado, añadió. "Yo no discuto con el mercado, es absurdo".

En una segunda fase, habría que abordar la recapitalización de las entidades. En su opinión, negar la necesidad de recapitalización de las cajas y bancos españoles no conviene a España porque contribuye a generar más desconfianza en los mercados. No obstante, el coordinador económico del PP eludió precisar si su partido es partidario de crear un banco malo que concentre los activos problemáticos de bancos y cajas.

Montoro considera que el punto de partida -la nueva legislación sobre cajas de ahorros y el FROB- para terminar la reordenación del sistema financiero "es bueno". Pero esta reordenación ha de hacerse con "recursos públicos", lo que no significa "necesariamente" que el contribuyente tenga que asumir directamente las consecuencias sino que puede hacerse a través de "mecanismos financieros".

Sobre la actuación del Banco de España y el Gobierno en el proceso de reestructuración financiera, el portavoz popular consideró que no han procedido con "diligencia". Lo necesario es que haya entidades financieras "saneadas, eficientes y que sean jugadores internacionales" para que los ciudadanos tengan acceso a los mejores servicios bancarios en calidad y precio. "Esto será lo que nos saque de la crisis", añadió.

En su opinión, el "cuadro bancario" tiene capacidad de financiación mejor que la de 2009, cuando se activó la reestructuración. Cristóbal Montoro celebra también que las cajas se hayan soltado de "las amarras políticas" para finalizar el proceso, cuyo fin último es que fluya de nuevo el crédito a familias y empresas. Se mostró contrario a "preservar entidades solo porque lleven 200 años actuando" en el mercado.

Cuentas públicas. Una ley "penalizará" el gasto no presupuestado

La idea central del PP si gana las elecciones, según Montoro, es "reimplantar el equilibrio presupuestario como referente", un asunto que será facilitado por la reciente reforma de la Constitución, en donde se fija la necesidad de un límite para el déficit público. Ello conllevará un mayor control del endeudamiento. "No vamos a tener mejor sanidad por emitir más deuda pública", dijo ante la atenta mirada de los asistentes. El coordinador del Partido Popular aludió también a una futura ley de transparencia en la Administración público en donde "se penalice" el gasto sin soporte presupuestario. "Hay que penalizar a los gestores públicos que ocultan datos y favorecen que aparezcan facturas en los cajones y a los que compiten con el sector privado dañando a las pymes y a la creación de empleo". Montoro lanzó un crítica velada a las instituciones europeas y a Grecia por permitir que "algunos países" ocultaran gasto por un equivalente a varios puntos de PIB.

Urbanismo. Municipios, con "exceso" de capacidad reguladora

Cristóbal Montoro avanzó la intención del PP de reordenar y definir mejor las competencias entre los tres niveles de Administración. En el caso de los municipios, resaltó que deben aumentar sus tareas, "como corresponde a un Estado federal", sobre todo las relacionadas con los servicios sociales. "Son los que están más cerca del ciudadano y saben lo que necesita", dijo. Sin embargo, admitió también la conveniencia de reducir otras. "Por ejemplo, los municipios tienen un exceso de capacidad reguladora en materia urbanística", dijo. En cuanto a las diputaciones provinciales, en el foco de la polémica en los últimos meses, señaló que el PP no las suprimirá aunque sí necesitan modernizarse.