Foros Cinco Días

"Hay que parar las privatizaciones de Aena y Loterías del Estado"

Montoro rechaza "convertir" un monopolio estatal "en otro privado"

La caída de los ingresos y la necesidad de reducir el déficit públicos desde el 9,2% al 6% del PIB este año, tal y como se comprometió el Ejecutivo ante la Comisión Europea, le ha obligado a acelerar las vías para incrementar la recaudación.

Y una de las más rápidas que ha encontrado ha sido la de la privatización de las empresas públicas. En las próximas semanas se van a cerrar dos de las más importantes: la salida a Bolsa del 30% del capital de Loterías y Apuestas del Estado, en lo que supone la mayor operación en la historia de España, y la privatización parcial de Aena.

El deterioro económico en la UE y la amenaza de contagio a España obligó al Ejecutivo a adelantar los comicios al 20 de noviembre, por lo que también apostó por anticipar el cierre de ambas privatizaciones. "No es comprensible lo que está pasando, máxime si estas operaciones suponen malvender el patrimonio del Estado con la pérdida de ingresos de recursos recurrentes en un momento en el que son imprescindibles para reducir el déficit público", apuntó Montoro durante su intervención en el Foro CincoDías.

El portavoz de Economía del PP se mostró ayer especialmente crítico con la actuación del Ejecutivo en la venta de ambos organismos. "No se pueden hacer privatizaciones en mitad de procesos electorales", subrayó Montoro, quien exigió la paralización inmediata de ambas operaciones, cuya puesta en marcha estaba prevista para finales de 2011 o principios de 2012. "Hay que parar ambas privatizaciones", subrayó visiblemente enfadado.

Montoro se comprometió, en el caso de que el PP gane las elecciones del 20-N, a revisar las condiciones y los contenidos de ambas privatizaciones, a través de las cuales el Ejecutivo prevé obtener unos ingresos extraordinarios de 14.000 millones de euros. "No vamos a permitir que un monopolio público acabe en manos de un monopolista privado sin pagar impuestos. Las prisas por acelerar el proceso para que se complete antes de las elecciones generan dudas de todo tipo. En lo que a nosotros nos concierne, vamos a investigar para saber si se han producido pérdidas de patrimonio o malversación de fondos públicos", remarcó.

Montoro no ha sido el único que ha mostrado sus reticencias por la rapidez con la que se ha decidido abordar la privatización de Aena. Los sindicatos presentes en el gestor aeroportuario han denunciado que la celeridad con la que se ha abordado todo el proceso ha dejado sin cerrar algunos de los temas más importantes, como qué sucederá con los trabajadores públicos que pasen a forma parte de empresas privadas.

Las centrales sindicales con representación en el gestor aeroportuario temen que se podría producir un fuerte recorte de empleo en el paso al sector privado (en esta operación se incluye la gestión de 13 torres de control aéreo y la concesión de la gestión de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat), que podría afectar de forma mayoritaria a los 11.000 empleados que tiene en la actualidad el gestor.

Los representantes de los trabajadores en Loterías y Apuestas del Estado también han mostrado sus temores sobre el impacto que la privatización de este organismo tendría sobre los 12.000 empleados que, según las estimaciones que maneja la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Loterías (Anapal), hay en las 4.000 oficinas y los 6.000 establecimientos autorizados.

Regulación autonómica. En defensa de la unidad de mercado

El portavoz de Economía del PP planteó durante su intervención la necesidad de coordinar las legislaciones autonómicas ante la dificultad de las empresas para operar en distintas regiones. "La unidad de mercado es imprescindible para generar seguridad jurídica", recalcó. Y para lograrlo aprobará, siempre que el PP gane las elecciones, una ley de unidad de mercado que garantice un trato igual para todos los ciudadanos y evite la proliferación de normas diferentes en cada comunidad autónoma.

Entre otras prioridades, Montoro también apuntó la necesidad de ajustar el precio de la energía en función de los costes y la de garantizar la independencia de los organismos reguladores a través de una despolitización de los mismos. Finalmente anunció que se mantendrán e incluso que se mejorarán los incentivos fiscales para las empresas que inviertan en I+D+i y en salir a mercados exteriores.

Reforma laboral. Otra vuelta de tuerca a la negociación colectiva

Tan solo un día después de que CEOE solicitara moderación salarial, Montoro se alineó en parte con sus tesis. "Hay que ligar la evolución de los salarios a la realidad empresarial y no a la inflación. En 2009, con un incremento de 1,5 millones de parados, los sueldos crecieron un 3%", remarcó para defender su argumento.

Montoro anunció que, en caso de salir elegido el próximo 20-N, el PP dará otra vuelta de tuerca al mercado laboral y que una de las prioridades será reformar el sistema de negociación colectiva. "Daremos prioridad a los convenios de empresa sobre los territoriales y permitiremos a las empresas descolgarse de esos últimos", dijo.