Vende 3.220 millones de euros

El Tesoro vuelve a elevar el interés para colocar cerca del máximo en deuda

Por segunda vez consecutiva, el Tesoro ha vuelto a elevar el tipo de interés para colocar cerca del máximo previsto en letras a tres y seis meses. La demanda, por su parte, ha sido bastante alta.

Tras romper la semana pasada una racha de cuatro subastas consecutivas con menores intereses, el Tesoro español ha vuelto a seguir un esquema parecido. El organismo ha tenido que volver a elevar el precio para colocar 3.220 millones de euros en letras a tres y seis meses, cerca del máximo previsto (se esperaba colocar entre 2.500 y 3.500 millones).

En concreto, el Tesoro ha colocado un total de 1.600 millones en letras a tres meses, a un tipo de interés medio del 1,692%, por encima del 1,357% que pagó en la anterior subasta celebrada el pasado 23 de agosto. El bid to cover ha sido de 2,47 veces con una demanda de 3.969,1 millones de euros.

En las letras a seis meses, el importe colocado ha sido de 1.620 millones y el tipo de interés se ha situado en el 2,665%, también superior al 2,187% previo. El bid to cover ha sido de 3,95 veces y la demanda ha sido de 6.411 millones de euros.

En la anterior subasta de letras a tres y seis meses, el Tesoro adjudicó 2.941 millones de euros con menores intereses, gracias al apoyo del BCE.

El jueves 15 de septiembre el Tesoro español colocaba casi 3.950 millones de euros en obligaciones con vencimiento en 2019 y 2020, a ocho y nueve años y, por cuarta vez consecutiva, lograba rebajar el interés aplicado a una emisión. Sin embargo, el pasado martes 20 la rebaja aplicada por la agencia de medición de riesgos Standard & Poors a la deuda italiana obligaba al Tesoro Público a pagar más por una subasta de letras a 12 y 18 meses.

Desde que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera a comienzos de agosto comprar deuda soberana de Italia y España para mitigar la desconfianza de los mercados hacia las emisiones de estos países el Tesoro español abarataba sus emisiones de deuda y mantenía estable la prima de riesgo.

Tras marcar el 4 de agosto su máximo histórico de cierre (398 puntos básicos) y subir al día siguiente hasta un máximo intradía de 417, la confirmación de que el BCE había comprado deuda española e italiana relajaba el riesgo país, que se estabilizaba en torno a los 280 puntos básicos a lo largo del mes de agosto.

En septiembre, la prima de riesgo volvía a acusar las dificultades para alcanzar un acuerdo sobre Grecia, pero la posibilidad de que Bruselas amplíe el fondo de rescate europeo estrechaba ayer los diferenciales entre la deuda de los países periféricos y la de Alemania, considerada la más segura de Europa.