La aseguradora quiere 600 millones como indemnización

Aegon rompe con la caja de Alicante tras siete años de alianza en seguros

Aegon ha iniciado los trámites para rescindir su alianza en seguros con CAM tras siete años de andadura. Reclama el pago de 600 millones de euros. El grupo holandés prefiere reforzar su presencia en Banca Cívica, Liberbank o Caja3. Ya es el único proveedor de pólizas de vida de Unnim.

Sede de los servicios centrales de Caja Mediterráneo (CAM) en Alicante
Sede de los servicios centrales de Caja Mediterráneo (CAM) en Alicante

Siete años de convivencia que acaban en divorcio. Aegon ha puesto en marcha los trámites para deshacer su alianza con Caja Mediterráneo (CAM). El paso es crucial para la aseguradora holandesa porque la caja alicantina era su socio bancario más antiguo y el que más negocio le generaba.

Aegon formó en 2004 una joint venture con CAM para la venta de pólizas de vida. Pagó entonces 150 millones de euros por el 50% de Mediterráneo Vida. Luego realizó desembolsos adicionales en base a la marcha del plan de negocio.

Fuentes sectoriales señalaban que "la joint venture se encontraba a la deriva desde hace varios meses" por los problemas de solvencia y liquidez de CAM. Portavoces oficiales de la caja de Alicante señalan que "hasta el momento presente no hay ningún motivo de disputa entre CAM y Aegon".

AEGON N.V. 4,36 -5,20%

Desde que el Banco de España interviniera la entidad de crédito el pasado julio, todos los esfuerzos de los administradores provisionales se han centrado en lograr que la caja sobreviva y sea subastada. De hecho, la caja está siendo muy agresiva con sus depósitos.

En el sector existe la impresión de que solo las mayores entidades (Santander, BBVA, CaixaBank...) cuentan con el músculo financiero necesario para digerir los activos problemáticos de CAM, acometer su reestructuración (948 oficinas y 6.600 empleados) y afrontar sus vencimientos de deuda (7.773 millones hasta 2013).

Indemnización millonaria

La firma holandesa argumentaría que puede romper la alianza porque en CAM se ha producido un cambio de control a raíz de su intervención. El problema es que Aegon demanda una indemnización millonaria cuyo importe -600 millones de euros, según algunas fuentes- se habría fijado en tiempos de bonanza económica.

En 2009, al cumplirse los cinco años de vida de la joint venture, los socios dieron una valoración de 808 millones a Mediterráneo Vida. Es decir, un 170% más que cuando se constituyó.

CAM debería hacer frente al pago de la indemnización que reclama Aegon y esto complica su subasta. De hecho, este desembolso agravaría la débil situación financiera de la caja, en la que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha inyectado 2.800 millones.

Este no es el único choque entre cajas y aseguradoras en España. Aviva ha solicitado un arbitraje para dilucidar si tiene derecho al pago de 900 millones por parte de Bancaja ahora que su socio ha entrado a formar parte de Bankia. En el sector financiero se da por descontado que el grupo que preside Rodrigo Rato elegirá a Mapfre, uno de sus accionistas de referencia, como proveedor de seguros.

Aunque rompa con CAM, Aegon sigue interesado en el mercado español. El grupo se ha especializado en la venta de seguros de vida y salud a través de redes bancarias. Trabaja con Caja Navarra, Caja de Burgos, Caja Cantabria, Caja de Badajoz y Unnim. Su objetivo ahora es convertirse en el proveedor de los nuevos bancos de cajas. En Banca Cívica y Caja3 mantiene un pulso con Caser (socio Cajasol, CajaCanarias y Caja Círculo). Liberbank, en cambio, carece de joint ventures o acuerdos exclusivos.

Aegon ya es el socio de Unnim en vida tras ceder Zurich su alianza con Caixa Sabadell. Si al acabar septiembre el grupo catalán no participa en ninguna fusión, está previsto que el FROB le inyecte los 568 millones de euros que necesita para recapitalizarse. Aunque esto supondría también un cambio de control, fuentes del sector apuntan que Aegon no desharía necesariamente esta alianza porque ve en ella más alternativas que las que ofrecía CAM.

La ruptura con la entidad alicantina tiene especial significado porque aportaba un tercio del negocio de Aegon en el país. Mediterráneo Vida gestionaba a cierre de junio ahorros por 2.405 millones de euros. Este verano, Aegon terminó de pagar las ayudas que le concedió Holanda en 2008 y puede pujar por los seguros de las cajas sin los límites que le impuso la Comisión Europea (CE).

La cifra

2.406 millones de euros gestiona Mediterráneo Vida, según ICEA. Es el 35% del negocio que maneja Aegon en España.

808 millones es el valor que dieron CAM y Aegon a toda su aseguradora en 2009. Hoy el grupo holandés reclamaría 600 millones por su 50%.

35 millones de euros de ganancias generó la actividad de seguros a CAM a cierre de junio.