Asegura que vender fue "lo mejor para mantener la plantilla"

Ruiz-Mateos dice que los dueños de Nueva Rumasa "la reactivarán"

Ruiz-Mateos dice que los dueños de Nueva Rumasa "la reactivarán"
Ruiz-Mateos dice que los dueños de Nueva Rumasa "la reactivarán"

José María Ruiz-Mateos ha remitido una carta a los inversores en pagarés de Nueva Rumasa en la que intenta justificar la reciente "venta" del grupo, en concurso de acreedores, a la sociedad Back in Business. Asegura que ha sido "lo más conveniente para reactivar la producción y la actividad de las compañías y como consecuencia mantener los puestos de trabajo y garantizar el pago a acreedores e inversores".

En paralelo les recomienda que se adhieran "a la cesión de los derechos económicos de la antigua Rumasa", una posibilidad que, advierte, estará vigente hasta "mediados de octubre".

En la misiva, el fundador del grupo de alimentación trata de convencer así a los afectados por los pagarés emitidos por Nueva Rumasa de que cedan derechos para que en el caso de que lograra una indemnización por la expropiación de Rumasa, 1983, puedan cobrar.

La sociedad Back in Business, del despacho de abogados valenciano Aszendia, liderada por el empresario Ángel de Cabo Sanz, comunicó el 9 de septiembre la compra de Nueva Rumasa por 1.500 millones de euros, el pasivo del grupo. Aszendia está especializada en la reestructuración y liquidación de compañías. De Cabo Sanz fue el empresario que lideró la adquisición de Marsans a Díaz Ferrán y que en pocos meses liquidó el grupo centenario de viajes.

El fundador de Rumasa indica en la carta que los nuevos propietarios del grupo han creado una página en internet, www.pagaresnuevarumasa.es, para ofrecer información así como un número de teléfono (un móvil cuyo buzón de voz, al menos ayer, estaba lleno y no permitía dejar mensajes).

El despacho Martínez-Echevarría, en representación de más de 60 inversores en pagarés de Nueva Rumasa (en la actualidad son más de 200), presentó una querella contra José María Ruiz-Mateos y sus seis hijos varones ante la Audiencia Nacional el pasado mes de mayo, por presuntos delitos de estafa. En junio, el juez Pablo Ruz de la Audiencia admitió a trámite la querella.