El sector financiero lastra las Bolsas europeas

Los mercados exigen más a Grecia

La incapacidad de los políticos europeos para despejar la incógnita sobre la sostenibilidad de las finanzas griegas ha vuelto a provocar del desplome generalizado de las Bolsas del Viejo Continente. El Ibex ha caído un 1,98%, algo menos que la media europea (2,9%), hasta los 8.222,70 puntos. La prima de riesgo española cierra en los 353 puntos.

El optimismo de la semana pasada se ha esfumado. La indeterminación de los líderes europeos vuelve a provocar caídas en los parqués a ambos lados del Atlántico. La reunión del Ecofin (ministros de Economía de la UE) concluyó ayer sin ninguna respuesta concreta para el caso griego. Ni siquiera la presencia del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, logró avances significativos en la cruzada por la salvación del euro. La retórica de los dirigentes europeos hace tiempo que no satisface a los inversores. El mercado demanda certidumbre y rara vez la encuentra, con una Grecia cada día más cerca del derrumbe. Tras las subida del tramo final de la semana pasada, los parqués europeos vuelven a ser el escenario de una huida. Las ventas se han impuesto hasta marcar un descenso del 2,9% en el Euro Stoxx 50, índice de referencia del Viejo Continente. El sector financiero ha sido el más dañado, con caídas del 3,2%.

El Ibex ha acusado uno de los descensos más leves entre las Bolsas europeas. Ha bajado un 1,98% frente al 3% del Cac 40 francés, el 2,8% del Dax alemán o el 3,7% del Mib italiano. En cuanto a los valores más destacado, Acerinox ha caído un 6,9%, seguido de Arcelor Mittal (-4,7%) y Mediaset (-3,42%). En el otro lado de la balanza, Caixabank se ha anotado un avance del 2,3% y Ferrovial del 1,84%.

Grecia sigue luchando para esquivar la bancarrota ante el aluvión de exigentes mensajes. Los inspectores de la troika (FMI, BCE y Comisión Europea) vuelven hoy a la carga. Esta vez no han viajado a Atenas, su tarea de supervisión se llevará a cabo a través del teléfono. Mantendrán conversaciones con el titular griego de economía (sobre las 18:00 hora peninsular) para conocer los avances en los planes de austeridad, condición indispensable para desbloquear el siguiente tramo de ayudas. En concreto, 8.000 millones correspondiente al sexto escalón. La receta de la troika es bien conocida. Horas antes de este crucial encuentro, el Gobierno de Grecia anunció ayer, tras una reunión de urgencia del consejo de ministros, que pondrá en marcha aun más ajustes.

IBEX 35 8.230,70 -1,69%

El Ecofin concluyó ayer su reunión sin alcanzar solución alguna. Los mensajes se limitaron a instar a los Estados socios a acelerar la implantación de lo acordado el 21 de julio y reconocer que el FMI tenía razón: Los bancos europeos necesitan aumentar el colchón de la capitalización. El sector financiero europeo no es inmune a los mensajes de desconfianza y Euro Stoxx bancario se ha desplomado un 3,4%. Société Générale lidera las pérdidas con un 6,7%, seguido de los británicas Barclays (6,5%) y LLoyds (6,8%).

El mercado de deuda también acusa la incertidumbre. La prima de riesgo española, diferencia de rentabilidad del bono español a 10 años con el bund alemán, ha llegado a rozar los 360 puntos, alza que ha moderado para quedarse en los 354, sube 12 puntos desde el cierre del viernes. La cita del Tesoro español mañana con los mercados será clave para la evolución semanal. La italiana también ha sufrido hasta situarse en los 378 puntos. El bono griego no da tregua y continúa rentando a un disparatado 23%.

El otro frente abierto se centra en Alemania, donde la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de la canciller alemana Angela Merkel sufrió ayer una nueva derrota, la sexta del año, en las elecciones legislativas de Berlin. Cada vez son mas las voces, dentro y fuera de su partido, que disienten de la postura de la canciller respecto al papel de Alemania como mecenas de los periféricos. Una derrota que añade más presión a la canciller alemana que en los próximos días necesitará recabar apoyos para la decisiva votación del próximo día 29 que debe dar luz verde a las ayudas a Atenas.

En el mercado de divisas el euro se coloca a la baja sobre los 1,363 dólares. Mientras que en cuanto a las materias primas, el oro también relaja su rendimiento y se queda los 1.780 billetes verdes. El barril de brent modera su precio cinco puntos porcentuales en dos sesiones y baja de los 110 dólares.