Se prevé descenso del tipo de interés sobre la anterior subasta

El Tesoro coloca esta mañana 4.000 millones en deuda a 10 años

El Tesoro coloca hoy un máximo de 4.000 millones de euros en bonos a 10 años, en plena tormenta financiera. El tipo de interés debería bajar sobre el marcado a finales de julio, pero el mercado estará igualmente atento a la demada.

El Tesoro Público intentará captar esta mañana entre 3.000 y 4.000 millones de euros en obligaciones con vencimiento en 2019 y 2020, dos días después de que Italia pagara un interés récord (5,6%) por una emisión de bonos a 5 años, con los mercados de deuda muy afectados por la posible quiebra de Grecia.

España, por el contrario, suma ya tres subastas consecutivas de deuda con menores intereses, gracias a la decisión adoptada por el Banco Central Europeo (BCE) a comienzos de agosto de comprar deuda soberana española o de países como Italia.

En la anterior emisión de obligaciones a diez años, celebrada en julio, el Tesoro español se vio obligado a aplicar el interés más alto desde 1997, un tipo medio del 5,896%. Hoy, no obstante, el tipo de interés debería bajar, dado que en el mercado secundario la deuda a 10 años cotiza en el 5,35%. El mercado estará muy antento, en todo caso, a si el Tesoro logra colocar el máximo previsto y al comportamiento de la demanda.

Tras marcar el 4 de agosto su máximo histórico de cierre (398 puntos básicos) y subir al día siguiente hasta un máximo intradía de 417, la confirmación de que el BCE había comprado deuda española e italiana relajaba el riesgo país, que se estabilizaba en torno a los 280 puntos básicos a lo largo del mes de agosto.

Sin embargo, en los últimos días la delicada situación de Grecia, cuyo Gobierno se esfuerza en tapar agujeros financieros y acallar rumores de quiebra, intentado convencer al mercado de que aún puede salvarse de la bancarrota, afectaba a la rentabilidad de los bonos de países como Italia y España.

El martes, el Tesoro italiano saldaba con intereses récord una emisión de bonos a cinco años, pese a que algunas fuentes sugerían que China puede estar interesada en comprar deuda soberana italiana.