El selectivo cierra con un ascenso del 3,63%

El Ibex celebra el banquete de dólares

El acuerdo entre el BCE y la Fed para dar liquidez en dólares a la banca de la eurozona ha disparado a la Bolsa. El Ibex ha subido un 3,63% en una jornada en la que el Tesoro ha colocado el máximo previsto en deuda con una buena demanda y a menor precio. El resto de Europa se ha subido al carro de las ganancias.

Ilustración de Bolsa
Ilustración de Bolsa

El BCE y la Reserva Federal de Estados Unidos han decidido actuar para frenar el cierre del grifo de la liquidez en dólares que amenaza a la banca europea y han llegado a un acuerdo para dar liquidez a los bancos de la zona euro en tres operaciones de préstamo a un plazo de tres meses. La noticia, desde luego, no podría haber sentado mejor en unas Bolsas que ya tenían muchas ganas de subir. El Ibex se ha disparado un 3,63%, mientras que el resto de Europa se ha subido al carro de los números verdes.

El sector bancario ha sido claramente el primero en festejar la noticia. La banca francesa, que es la más dependiente en dólares, se ha disparado tras la noticia. BNP Paribas ha recuperado un 13,98%, Crédit Agricole se ha apuntado un 5,81% y Société Générale se ha revalorizado un 4,75%. Por su parte, en el mercado español, Santander y BBVA han sumado un 5,13% y un 5,39% respectivamente. La banca mediana tampoco se ha quedado atrás. Bankinter ha ganado un 4,73%.

El mercado de deuda también ha experimentando cierta mejora. La rentabilidad del bono alemán a 10 años, que llevaba varias sesiones en mínimos históricos, se ha elevado hasta el 1,93%, lo que ha llevado al diferencial de España e Italia a relajarse. El 'spread' de España se ha situado en 347 puntos básicos, mientras que el italiano se ha moderado hasta 365. Hoy, el Tesoro ha vuelto a examinarse en el mercado de deuda y ha sacado buena nota. El organismo ha colocado con éxito el máximo previsto en deuda con una buena demanda y menor tipo de interés.

IBEX 35 8.140,80 0,79%

Las buenas noticias ya venían acumulándose desde ayer. La reunión a tres bandas celebrada entre la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, dejó un mensaje claro y muy positivo: se descarta la bancarrota de Atenas y la economía helena no saldrá del euro. Una declaración de intención que aunque no lleve asociadas medidas concretas también ha servido de acicate para los mercados.

De fondo siguen los coletazos del apoyo explícito, cargado de intenciones y con pocas posibilidades, al menos de momento, de materializarse, que ayer mandó el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, a los eurobonos.

En el mercado de divisas, el euro ha recuperado terreno frente al dólar. Se cambia a 1,3853 'billetes verdes'.