Le colocó bonos del banco islandés Landsbanki

Bankia afronta en octubre el mayor juicio con un cliente por bonos islandeses

El demandante es la empresa agrícola Ribertierra, que acudió en 2005 a Altae, el banco privado de Caja Madrid, para intentar maximizar los 19 millones de euros que había obtenido por la venta de unos terrenos.

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Madrid celebrará el 13 de octubre el mayor juicio al que se enfrenta Bankia por la demanda de un cliente al que colocó bonos del banco islandés Landsbanki, y que le exige 25,2 millones de euros por los daños sufridos tras la quiebra de la entidad.

Según informaron a Efe fuentes jurídicas, el juez Rafael Fluiters Casado ha convocado ya la nueva vista tras la suspensión de la que tenía previsto haber celebrado el pasado 20 de junio.

El demandante es la empresa agrícola Ribertierra, que acudió en 2005 a Altae, el banco privado de Caja Madrid, para intentar maximizar los 19 millones de euros que había obtenido por la venta de unos terrenos y que quería reinvertir en la compra de un inmueble.

Según la compañía, Altae le ofreció mediar en la compra del inmueble, adquirido con los ingresos existentes, y le recomendó pedir dos préstamos por valor de 25,2 millones para financiar proyectos e invertir en bonos con capital garantizado.

De este modo, obtendría nuevos ingresos que le servirían para pagar los intereses y amortizar los créditos.

Tras los 3 millones de euros de ganancias obtenidas en dos operaciones con productos de BNP Paribas y Crédit Suisse, Altae aconsejó en 2007 a la empresa invertir los 19,25 millones del préstamo principal en bonos estructurados de Landsbanki, que quebró a finales de 2008 ocasionando la pérdida total de la inversión.

La empresa se quedó entonces sin poder afrontar los dos préstamos, que está devolviendo a duras penas y podrían provocarle la entrada en concurso de acreedores, según sus asesores jurídicos, los despachos Jausas y Zunzunegui.