Idea del comisario europeo de energía, Günther Oettinger

Banderas a media asta para los países con demasiada deuda

El comisario europeo de energía, Günther Oettinger, ha propuesto que la UE envíe a sus funcionarios a Atenas para aplicar el plan de recortes. Además, sugiere que las banderas de los países con demasiada deuda ondeen a media asta en los edificios de la UE.

El eurocomisario de Energía, Günther Oettinger, propone enviar funcionarios de la Unión Europea a Grecia con el fin de ayudar a la administración helena a ejecutar las reformas necesarias para relanzar su economía.

"Podrían trabajar sin hacer caso a las resistencias y acabar con los derroches. Quien reclama solidaridad de los demás estados debe estar dispuesto a ceder parte de sus responsabilidades por un tiempo", afirma Oettinger en declaraciones que publica hoy el rotativo Bild.

El eurocomisario alemán considera "un problema la administración con evidente bajo rendimiento de Grecia. Las autoridades no consiguen recaudar los impuestos pendientes ni vender las propiedades del Estado".

Agrega que "lo mejor sería que funcionarios cualificados del resto de los países de la UE trabajen como asesores y ejecutores de la administración durante un largo plazo de tiempo en Grecia".

Oettinger considera además que las sanciones previstas para los países que incumplan los dictados de la UE no consiguen su fin, ya que "tiene poco sentido amenazar con multar a quien no cumple con los criterios de endeudamiento. No se le puede meter la mano en el bolsillo a quien ya está desnudo".

Añade que "al final incluso aumenta aun más el endeudamiento y los demás países, además de pagar los paquetes de rescate, tienen que abonar también las sanciones".

"Tendrían mas sentido medidas que obligaran a los gobiernos a justificarse ante sus ciudadanos. Por ejemplo que cedan durante un tiempo su soberanía presupuestaria a la UE. Eso supondría un duro revés para cualquier gobierno y frenaría a los que se endeudan en exceso", propone Oettinger.

Asimismo presenta otras iniciativas de castigo como "hacer que las banderas de los países que pecan con la deuda ondeen a media asta ante los edificios oficiales de la UE. No sería mas que una medida simbólica, pero tendría efectos aterradores".

El eurocomisario de Energía descarta, pese a todo, obligar a Grecia a abandonar el espacio del euro, "ya que esa medida "dividiría a Europa y sería una señal devastadora".

"Daría la impresión de que la UE no es capaz de estabilizar un país proporcionalmente pequeño. Entonces los acreedores y los mercados perderían toda confianza en nosotros", comenta Oettinger, quien rechaza actualmente la creación de eurobonos, aunque se puede reflexionar sobre ellos "en el futuro"