El selectivo repunta un 1,49% y roza los 8.300 puntos

El Ibex se olvida del BCE

Los operadores esperaban un viraje en el discurso de Trichet y se han encontrado con un pequeño cambio de sesgo. Un susto del que las Bolsas europeas han conseguido sobreponerse las, con el Ibex a la cabeza. El selectivo español ha conseguido cerrar con un repunte del 1,49% tras llegar a cotizar plano durante la intervención del banquero galo.

El volantazo previsto se ha quedado en una suave corrección de la dirección. El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés y ha dejado caer que se mantendrán inalterables en el medio plazo. Lejos de lo que los operadores y algunas analistas esperaban, Trichet no ha dado pistas que dejen entrever recortes en el precio del dinero ni otros bruscos virajes de su política monetaria. Esta noticia, o mejor la falta de ella, es la que ha originado la reacción de los mercados bursátiles. Después de una mañana de subidas, los principales índices se han dado la vuelta aunque tras unos momentos de tensión han vuelto a la senda de los beneficios. El Ibex es el ejemplo más claro. El selectivo español repunta un 1,49% hasta los 8.277 enteros tras llegar a cotizar plano durante la rueda de prensa del banquero galo, aunque lejos del 2,3% que se ha llegado a tocar a media mañana.

Esta jornada estival en los mercados de renta variable ha tenido continuidad en el de deuda. Una tendencia positiva que más que en los acontecimientos de hoy, tiene su origen en el aval que concedió ayer el Tribunal Constitucional alemán a la participación germana en el rescate griego. Este punto sumado al anuncio de Atenas de que acelerará su plan de ajuste también colaboran.

Así, la prima de riesgo nacional diferencia entre lo que paga España respecto a Alemania por financiarse en los mercados, se sitúa en los 315 puntos básicos, abonando una rentabilidad del 5,04%. Mientras, Italia, que también confirmó ayer que ejecutará su catálogo de recortes, se sitúa a las puertas de los 340 puntos. Sin embargo, esta tranquilidad brilla por su ausencia en los títulos helenos que siguen cosechando récords. Los bonos a una década ya pagan más de un 20% de interés, algo nimio si se compara con el 55% con el que se paga la deuda a 24 meses. Una vorágine que parece responder a un intento de los inversores de recuperar a través de la rentabilidad lo que previsiblemente perderán de principal.

IBEX 35 8.140,80 0,79%

De vuelta al parqué madrileño cabe destacar que únicamente tres valores han terminado la sesión en rojo. Estos son Caixabank, Enagas y Mapfre que han perdido un 2,7%, un 0,73% y un 0,53% respectivamente. En el terreno positivo, el Ibex se ha apoyado en grandes valores como Repsol (2,85%) BBVA (1,73%), Santander (1,58%) y Telefónica (1,4%). Lista a la que dentro de poco se podrá unir Bankia que a partir del mañana entrará a formar parte del selecto club de empresas que conforma le selectivo español.

Mientras tanto, en el mercado de divisas el euro ha perdido posiciones respecto al dólar y al término de la sesión en Europa, el cambio entre las dos monedas queda fijado en 1,3977 ''billetes verdes''.