Las palabras de Rajoy desatan la polémica

El AVE vuelve a enfrentar a PP, PSOE y BNG

El futuro del AVE gallego vuelve a centrar los reproches entre PP y PSOE, tras el acto de Mariano Rajoy ayer en Galicia. Mientras el BNG se pregunta cómo se va a pagar la obra después del establecimiento, por las fuerzas mayoritarias, de un límite al déficit público.

El presidente y candidato del PP, Mariano Rajoy, se comprometía ayer, al comienzo del curso político en Soutomaior, a que si tras las elecciones del 20 de noviembre accede a La Moncloa, financiará las obras ya realizadas y las pendientes de un AVE a Galicia "real" y no de "boquilla", "con tres fechas comprometidas y las tres, incumplidas".

En nota de prensa, el portavoz del PP de Galicia, Antonio Rodríguez Miranda, considera que, con este compromiso, Rajoy "hizo trozos el argumentario del PSOE" a través de su compromiso con el AVE.

Los socialistas, opina el dirigente popular, están "centrados en hacer oposición a quien aún no es presidente, a través de mentiras y falsedades".

En su opinión, el compromiso "explícito" de Rajoy con el tren de alta velocidad "deja en un mal lugar a los que, con el rigor que caracteriza a los socialistas, apuntaban pactos para enterrar el proyecto.

A juicio de Miranda, las palabras de Rajoy confirman que serán los populares quienes "empezarán y acabarán el proyecto, mientras que otros pasarán a la historia bien por no dotar de partidas presupuestarias las obras, bien por no ejecutarlas o adjudicarlas".

Mientras, el portavoz socialista en el Parlamento, Abel Losada, acusa al líder popular de defender un AVE "de mentira" ya que, según opina, "su proyecto quiere sustituir el comprometido, licitado y ejecutado por Fomento por una línea que cruce el Padornelo con vía única y a velocidad convencional.

A juicio de Losada, constituye una "ficción tragicómica" el supuesto compromiso del líder popular, porque "lo único que acierta a ofrecer es reducir notablemente las prestaciones del proyecto que actualmente está en marcha", lo que "confirma" las "reticencias" al proyecto que "hizo públicas esta semana".

Sostiene Losada que las palabras de ayer de Rajoy en Soutomaior confirman que Rajoy cambiaría el proyecto del Gobierno socialista, con velocidades superiores a los 300 kilómetros por hora, con un regreso al proyecto "original", que dejó planificado el PP y que es un "AVE de chirigota" que no pasaba de los 200.

Por su parte, el líder de los nacionalistas, Guillerme Vázquez, acusó hoy a Rajoy, desde un acto en Vilasantar (A Coruña) de incurrir en "continuas contradicciones" y de "insultar a la inteligencia" de los gallegos con sus declaraciones.

A este respecto, se preguntó cómo puede explicar sus promesas de inversiones en alta velocidad con el impulso de la reforma constitucional para limitar el déficit público. "¿Cómo piensa pagar el AVE sin incurrir en un déficit constitucional", se pregunta Vázquez.