Subidas tanto de la constructora como de la petrolera

Fuertes subidas en Bolsa aunque comienzan a surgir dudas

Los inversores premiaron ayer en Bolsa el acuerdo alcanzado entre Sacyr y Pemex para tratar de controlar Repsol con subidas significativas en las cotizaciones tanto de la constructora como de la petrolera. Sin embargo, algunos analistas comenzaron también a expresar sus dudas sobre el impacto que estos movimientos pueden tener a medio y largo plazo para el grupo español de hidrocarburos.

El mayor repunte fue el experimentado por las acciones de Sacyr, que lideraron las subidas del Ibex 35 con un alza del 12,25%, hasta los 5,26 euros por título. En la sesión de ayer se negociaron 2,7 millones de acciones de la constructora, por valor de 14,2 millones de euros. Merrill Lynch y Banco Santander fueron los principales compradores de títulos, con más de 1,1 millón acciones entre los dos.

En el caso de Repsol, los títulos de la compañía se revalorizaron un 4,15%, hasta los 19,68 euros por acción. Durante la jornada, se negociaron en el parqué 13,7 millones de acciones, por un valor de 269,7 millones de euros.

La euforia bursátil puede verse empañada en los próximos días. UBS, por ejemplo, advierte de que el pacto de Sacyr y Pemex podría sacrificar una potencial revalorización de Repsol y un equipo de gestión "muy respetado". La operación también genera dudas a los analistas de Ahorro Corporación, Intermoney o Banco Espírito Santo.

En la Columna Lex de Financial Times se avisaba ayer: "La alianza entre Sacyr y Pemex amenaza con un periodo de agitación por parte de dos accionistas con mucho que perder". "Si quieren tomar el control, deberían lanzar una opa", añadía.