Las cuentas del gigante de la distribución

El grupo mantiene su esfuerzo inversor en España y genera más de 1.100 empleos

El Corte Inglés saca al mercado 14.430 metros cuadrados de oficinas en la torre del nuevo edificio de la Castellana, en Madrid

El compromiso inversor del grupo El Corte Inglés no se ha arrugado pese a la prolongada crisis que afecta al país. La compañía que preside Isidoro Álvarez destinó hasta 1.015 millones de euros en el ejercicio 2010 a la mejora de sus centros y a la expansión territorial, una cifra similar a la que ya venía invirtiendo a lo largo de 2009.

La red de establecimientos del grupo se reforzó en el pasado ejercicio con nuevas incorporaciones, incluyendo dos grandes almacenes de El Corte Inglés en Tarragona y El Ejido (Almería) y la puesta en funcionamiento de parte de la zona comercial del nuevo edificio de Castellana (Madrid). Este último incluye, además, la oferta comercial de un Hipercor. Bricor, por su parte, inauguró tiendas en el centro comercial Madrid-Xanadú y dos más en la provincia de Cádiz (en Los Barrios y en Jerez de la Frontera).

En lo que va de 2011, el grupo ha abierto en el centro comercial de Marineda City (La Coruña) tiendas de El Corte Inglés, Hipercor y Bricor. Asimismo, ha avanzado en las obras de los futuros centros comerciales de Córdoba y Zaragoza y se han modernizado y remodelado seis más. Tal y como señaló ayer el presidente de la compañía, Isidoro Álvarez, "estas nuevas aperturas y mejoras permiten mantener los objetivos que siempre se ha propuesto mantener el grupo: seguir en una línea de crecimiento sostenido; aumentar y mejorar su patrimonio; completar el acercamiento de los productos y servicios a un número creciente de ciudadanos; avanzar en el ideal de la especialización con más espacio para las mercancías, y ofrecer a los clientes unas instalaciones cómodas, modernas y permanentemente actualizadas, que faciliten sus compras con el máximo nivel de confort".

Centro 'flagship'

De cara al otoño, el grupo se va a centrar en lanzar al máximo el nuevo centro de Castellana, que se consolidará como el flagship de El Corte Inglés. Además, la empresa ya ha puesto en el mercado los cerca de 14.430 metros cuadrados de oficinas (11 plantas) del nuevo edificio Windsor. Su localización, en pleno centro financiero de Madrid, convierten al inmueble en muy atractivo para las inmobiliarias, explicaron desde la empresa.

La compañía ya ha establecido contactos con algunos de los principales despachos inmobiliarios para dar salida a las instalaciones, dado que no se contempla la opción de trasladar allí su sede corporativa. El grupo está abierto a escuchar ofertas por las oficinas, tanto de alquiler como de compra.

En cuanto al empleo, El Corte Inglés se cuenta entre las pocas empresas que, en un contexto de fuerte contracción del gasto, ha aumentado plantilla en vez de recortar personal. Concretamente, el gigante de la distribución sumó a sus filas 1.147 nuevos trabajadores, una cifra que, igual que en el caso de la inversión total de la compañía, repercute casi por completo en España.

Con las incorporaciones de 2010, el número total de trabajadores asciende ya a 102.699. De ellos, un 91% tiene contrato indefinido, y la mayoría (63%) son mujeres. Del total de plantilla en jornada completa (72%), la mayoría de personal femenino (79,9%) está encuadrado en la actividad comercial, mientras que aporta cuatro de los 208 directores y gerentes. El grupo mantiene una amplia política de formación de su personal: el año pasado se saldó con 10.496 cursos presenciales, con una media de 11 alumnos y 13 horas por curso.

En palabras de Álvarez, "nuestros equipos humanos demuestran cada día una admirable actitud profesional, con dinamismo, aportación de iniciativas, mantenimiento de la calidad del servicio y mejora de la gestión".

El esfuerzo del personal, junto a las decisiones del cuerpo directivo, redundaron en un aumento de las visitas a los centros de toda España. Así, a lo largo del pasado ejercicio se registraron 648 millones de visitas a las tiendas del grupo.

Liderazgo europeo

En su discurso de ayer a los accionistas, Álvarez destacó la importancia de la innovación para que el grupo "mantenga el liderazgo europeo de grandes almacenes; para que aumente su cuota de mercado; para que siga creciendo y generando empleo y para reafirmar su prestigio".

El Corte Inglés ocupa el primer puesto en el ranking de los principales grandes almacenes en Europa, y el tercero a nivel mundial, solo superado por los grupos estadounidenses Sears y Macy's.

En opinión Isidoro Álvarez, el mantenimiento de la privilegiada posición que ocupa el grupo requiere seguir "dando respuestas ágiles e inteligentes a la realidad de un mercado cambiante, a las exigencias de eficacia en un sector altamente competitivo y, sobre todo, a las nuevas necesidades del consumidor".

Álvarez apuesta por dar respuestas ágiles ante un mercado cambiante

A favor de una mayor flexibilidad en la venta de tabaco y alcohol

El endurecimiento de la normativa de venta del tabaco y del alcohol se ha hecho notar en las cuentas Opencor. Así, la compañía considera que la retirada del tabaco de las tiendas (salvo las de las gasolineras) y la restricción en la venta de alcohol (prohibida a partir de las 22.00 horas) en algunas comunidades autónomas ha afectado sensiblemente a la facturación de las división, que se contrajo un 4,1% en el pasado ejercicio.

La postura del grupo al respecto es la misma que la de la patronal de las grandes distribuidoras Anged: el Gobierno debería flexibilizar la regulación, dado que la venta reglada de dichos productos redundaría, incluso, en un mayor impacto recaudatorio para las arcas públicas. Resulta poco coherente, sostienen también, que la regulación de la venta del tabaco sea competencia estatal y la del alcohol varíe en función de las autonomías.

Asimismo, tanto los establecimientos Opencor como los pertenecientes a otros grupos se ven agraviados por la competencia desleal de las pequeñas tiendas que también abren hasta tarde pero no cumplen con la normativa.

Las visitas a la web de El Corte Inglés crecen un 5%, hasta los 103 millones

Los movimientos en la web de El Corte Inglés aumentaron un 5,2% en el ejercicio 2010, alcanzando los 103 millones de visitas. Creció también el número de usuarios registrados, que son ya 2,9 millones.

La web cuenta con 29 tiendas propias, entre las que la empresa destacó la nueva tienda de moda, con más de 300 marcas, maniquí virtual, asistente personal y todos los instrumentos de comunicación de internet.

Otra de las novedades del año ha sido el diseño de un club de ventas privadas a través de internet, Primeriti, que vio la luz en la primavera de este año. A través de una invitación por correo electrónico, los socios pueden comprar en la web artículos a precios muy rebajados.

El grupo ha desarrollado "una amplia estrategia de posicionamiento en internet", que incluye el lanzamiento de webs como www.ohlamoda.es, dedicada a nuevas tendencias, o www.decoraelcorteingles.es, donde se muestran novedades en muebles, textil y menaje del hogar. La empresa también ha apostado por ampliar su presencia en las principales redes sociales.

Rendimiento dispar de las filiales

El grupo ha cerrado un año marcado por la contracción del consumo con un incremento del 0,3% en los ingresos, al que han contribuido de manera dispar las distintas líneas de negocio. Los hipermercados son los que más han sufrido, mientras que los grandes almacenes han aumentado su beneficio un 2,3%. Otras divisiones, entre las que destaca Sfera, han dado un importante salto hasta colocarse al borde de la rentabilidad.

Grandes almacenes. Siguen siendo el motor del grupo El Corte Inglés. Su facturación, que supone más de la mitad del total de la compañía (el 58,6%), experimentó un leve retroceso en el ejercicio del 0,4%, si bien el beneficio ha remontado más del 2% y se acerca ya a los 400 millones de euros.

La compañía achaca la positiva evolución de las ganancias a los efectos de las medidas de mejora de la gestión interna. Señala también los esfuerzos en marketing y las campañas promocionales, así como la fidelidad a su modelo: diferenciación y variedad de la oferta.

Hipercor. Los hipermercados son el segmento comercial que peor lo ha pasado en el ejercicio 2010. Hipercor cerró el año con una caída de ingresos del 5,4%, situándose en los 2.447 millones. El ajuste en el beneficio fue aún más severo, alcanzando un decrecimiento del 25,6%. Los 54 millones que cosechó representaron, con todo, el 16,9% de las ganancias totales.

Igual que en la división de grandes almacenes, la estrategia del grupo ha sido no entrar en la guerra de precios que ha dominado el sector. Se ha optado también por seguir avanzando en el desarrollo de la marca propia, Aliada. Asimismo, el consejo de administración se muestra satisfecho con el ratio de rentabilidad sobre ventas, magnitud en la que Hipercor se encuentra por encima de la media.

Agencias de viajes. Se trata de la división que más ha engrosado sus ingresos (13,3%), siendo la tercera pata que más aporta a la matriz, a muy poca distancia de Hipercor. El incremento en el beneficio fue del 3,4%, hasta los 63 millones de euros. Las agencias de viajes han reforzado su posición en la atención a clientes corporativos, uno de los segmentos más proclives a recortar gasto en tiempos de crisis.

Sfera. La cadena de moda joven ha experimentado una mejora al reducir sus pérdidas hasta 2,8 millones, un 83,7% menos que en el ejercicio anterior. El grupo confía acabar 2011 en números negros. En cuanto a las ventas, cayeron un 13%, hasta los 135 millones. Sin embargo, si se descuentan los efectos de consolidación (Sfera tiene corners en El Corte Inglés), la facturación de la marca llegó a crecer un 3,2%.

Bricor. La división más joven del grupo se considera de momento una apuesta a largo plazo. El Corte Inglés se muestra confiado respecto a su cadena de bricolaje y decoración, que en el último ejercicio ha duplicado su facturación, hasta los 74 millones. Con todo, la firma registró unas pérdidas de 17 millones de euros. La compañía declara su satisfacción con la penetración de mercado que está logrando la división. Bricor pasó en el ejercicio 2010 de tener dos a cinco establecimientos, con las incorporaciones de los centros de Madrid-Xanadú, Los Barrios (Cádiz) y Jerez de la Frontera. Este año hay que sumar también otros tres: La Coruña, Sevilla y Vila do Conde (Portugal).

Opencor. La coyuntura económica y el ajuste de los márgenes y de los precios han repercutido en la facturación de la filial de tiendas de conveniencia de El Corte Inglés. Las ventas menguaron un 4,1%, hasta los 369 millones, cerrando el ejercicio con unas pérdidas de 20 millones. Opencor se encuentra en pleno proceso de reordenación, buscando sinergias de productos que puedan optimizar su red comercial y mejorar sus cifras. Actualmente, la red de Opencor alcanza las 187 tiendas.

Supercor. La red de supermercados aumentó su facturación el 2,7% (416,7 millones de euros) y mejoró un 10,4% su resultado, que, sin embargo, sigue en números rojos. El Corte Inglés ha trabajado para ofrecer al cliente precios atractivos en su cadena, concebida como una red de supermercados de proximidad. La compañía espera cerrar 2011 en positivo.

âptica 2000. El negocio óptico ha incrementado ligeramente sus ingresos, un 0,5% (80,7 millones de euros), y su beneficio baja un 3,8% hasta 4,4 millones de euros. Actualmente opera 110 tiendas, dos de ellas en centros comerciales en Portugal.

División financiera. La actividad de la división financiera de El Corte Inglés en 2010 continuó influenciada por la crisis, si bien la financiación concedida a clientes (7.819 millones) se mantuvo en los niveles de 2009. El negocio disparó su beneficio un 50%, hasta los 42,2 millones, gracias a que se contuvo el crecimiento de los saldos de dudoso cobro (y las provisiones correspondientes) y al mantenimiento de unos tipos de interés moderados. El total de tarjetas de compra El Corte Inglés al cierre de 2010 era de 11,18 millones, un 2% más que en 2009, gracias a las campañas de promoción desarrolladas.